¿Cuál es el secreto para ganar dinero en YouTube?

Félix Kjellberg, conocido en YouTube como PewDiePie
Félix Kjellberg, conocido en YouTube como PewDiePie
Las estrellas de este sitio ganan millones de dólares por sus videos; el error es creer que detrás de ellos no hay esfuerzo
(0)
10 de julio de 2015  • 00:20

Felix Kejlberg tiene 25 años, 37 millones de seguidores en YouTube y US$ 7 millones de ingresos sólo en 2014. Los ganó bajo el nombre de PewDiePie, subiendo videos en los que se graba a sí mismo jugando videojuegos.

Fácil, pensarán muchos.

Su historia puede alimentar el mito de lo sencillo que es hacerse millonario en YouTube. Como él hay muchos youtubers que alcanzaron la fama aparentemente de la nada. Pero son sólo la punta del iceberg: YouTube es una iniciativa lucrativa sólo para las grandes estrellas, que ganan dinero de la publicidad vinculada a sus videos.

"Como en tantos otros campos, a unos cuantos en la cima les va excepcionalmente bien, pero hay una larga fila de gente que no gana nada en absoluto", le dijo a la BBC el analista Ian Maude, de Enders Analysis.

¿Cuál es el secreto para ganar dinero?

Paradójicamente, el truco para empezar a hacer dinero en YouTube es precisamente no buscar hacer dinero en YouTube, de acuerdo a varios analistas y vlogueros (videoblogueros) exitosos.

Según recomienda Steve Oh, jefe de operaciones de la cadena online The Young Turks, la clave si recién empezás a subir videos a YouTube es no pensar en la monetización, sino crear primero una audiencia fiel de seguidores y entablar una relación con ellos. "La gente tiene que ver algo especial en vos. No le funciona a todo el mundo", dijo también el analista Maude.

Las experiencias de muchos vlogueros exitosos coinciden en que no empezaron a subir videos con el propósito de hacerse ricos y vivir de eso, sino motivados por una pasión o un hobby. Fue así como lograron crear productos atractivos para una comunidad de usuarios que compartía su misma pasión. El éxito, y en consecuencia el dinero, llegó después.

Zoe Sugg, más conocida como Zoella en YouTube; tiene su propia línea de cosmética y publicó una novela
Zoe Sugg, más conocida como Zoella en YouTube; tiene su propia línea de cosmética y publicó una novela Crédito: Facebook/Zoe Sugg

La historia de PewDiePie

El sueco detrás de PewDiePie, Felix Kejlber, lleva cinco años subiendo videos a YouTube. Según la página socialblade.com, que mide estadísticas y audiencias de redes sociales, es el youtuber que más suscriptores y visualizaciones tiene del mundo: 37,7 millones y 9300 millones, respectivamente.

Pero el éxito no le llegó de la nada, según explicó en un videopost que publicó el martes precisamente en respuesta a todo el revuelo que se generó en los medios y las redes sociales al publicarse que ganó en 2014 más de US$ 7 millones por sus videos en YouTube.

Kejlber contó que al principio no tenía plata ni para comprar una buena computadora con la que poder grabarse para hacer los videos. Era un estudiante endeudado y cuando por fin logró comprarlo y empezar a disfrutar de su hobby trabajaba vendiendo panchos para poder pagar el alquiler.

Kejlber, que dejó la universidad, no se imaginaba en aquel entonces que llegaría a ser millonario haciendo lo que más le gustaba.

"Sabía hacer videos. No sabía que podría hacer dinero con eso, no es que fuera una carrera profesional por la que dejé la universidad", dice en su video blog, que en apenas 24 horas tiene más de dos millones de visualizaciones al momento de escribir este artículo.

El video donde PewDiePie cuenta (en inglés) su historia:

¿Quién hace cuánto dinero?

Es difícil dar números concretos sobre cuánto dinero hacen los vloggers, ya que firman con YouTube acuerdos de confidencialidad y no lo revelan abiertamente.

La mayor parte de los ingresos que tienen los vloggers en YouTube es por la publicidad vinculada a los contenidos, que aparece o bien sobreimpresa en la imagen del propio video o lo precede al reproducirlo (con la famosa opción de "saltar" el anuncio a los cinco segundos). De esos ingresos, YouTube (y por ende Google) se queda con un porcentaje.

Pero los ingresos publicitarios varían enormemente de unos canales a otros, dependiendo del tipo de publicidad que atraen. Los vloggers tampoco perciben ingresos "regulares", ya que el número de visualizaciones puede variar enormemente de un mes a otro dependiendo de la popularidad de los videos.

Además, los vloggers no cobran por cada visualización. Por un lado no todos los videos que publican tienen publicidad, eso es algo que controla YouTube. Y por otro, solo se genera monetización cuando el usuario interactúa con el video, haciendo clic sobre él o viéndolo completo.

Por eso muchos vloggers con frecuencia utilizan tácticas alternativas para generar dinero adicional con sus posts, como sumar sponsors, o por la colocación o promoción de productos, por ejemplo, de una marca en particular para un tutorial de maquillaje.

Una vez que ya se está generando dinero, los canales de YouTube tienen acceso gratis a una serie de herramientas analíticas para poder monitorear tanto la publicidad como las ganancias y establecer distintos objetivos; Google tiene una herramienta en inglés ( YouTube Creator Academy), diseñado para los creadores de contenidos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.