Cuando el turismo es una aventura

Habitués del río o la montaña, expertos en esquís, trekking o rafting, los cultores de la vida al aire libre tienen sus páginas en la Web
Habitués del río o la montaña, expertos en esquís, trekking o rafting, los cultores de la vida al aire libre tienen sus páginas en la Web
(0)
27 de marzo de 2000  

Cuando la luz se hizo sobre la tierra, y los primeros pájaros despertaron, y se escuchó al río embravecido, y sopló el viento ágil... todos los hombres, tras reconfortar sus cuerpos y sus almas con el sueño, y dejando a un lado las dudas y los miedos, fueron invitados a las más intrépidas aventuras", escribió Henry David Thoreau, en el siglo XIX, desde su pueblo de Concord, Boston, del que, paradójicamente, salió poco. "Evitar el peligro no es más seguro, a la larga, que exponerse a él sin reparos. La vida es una aventura atrevida... o no es nada", sintetizó más tarde la escritora norteamericana Helen Keller.

Haciendo propias estas consignas, cada vez son más los cultores del turismo de aventura, que eligen dedicar su tiempo libre a practicar actividades que hacen fluir la adrenalina o a recorrer parajes del planeta que suponen todo un desafío para la supervivencia. Y aunque, desde atrás de la pantalla, la vida on line no es precisamente una práctica de alto riesgo, un recorrido por las páginas de la Web puede ser un buen punto de partida para emprender un viaje a pura aventura.

Backpacker es una de las más antiguas revistas virtuales de quienes gustan salir de tour con la mochila al hombro. Está en http://www.backpacker.com y tiene una sección en la que los viajeros pueden construir su álbum personal, además de categorías de contenidos dedicados a salud, nutrición y equipos necesarios para las excursiones de montaña. Destinado a los escaladores y amantes del esquí existe http://www.mountainzone.com , y el argentino http://www.extremosur.com está orientado a la práctica de rafting y kayak (aunque el sitio está aún en construcción).

Muchos de los espacios dedicados a la materia están concebidos como portales con contenidos y servicios múltiples, en los que las recomendaciones de destinos, las secciones de consejos y el buen material fotográfico conviven con secciones de chat, foros de discusión o relatos pormenorizados de aventureros avezados que quieren compartir sus experiencias. El ingrediente más novedoso, sin duda, es el planificador de viajes, un software a medida de los turistas de este género con el que se pueden estimar tiempos y costos de las excursiones y dejar asentado el plan de recorrido antes de partir. Así es el que se puede bajar de Gorp ( http://www.gorp.com ), donde ambién hay un trivia temático.

En http://www.greatoutdoors.com se puede consultar una sección de noticias y viajar virtualmente con webcams de todo el mundo, mientras que http://www.outsidemag.com ofrece un sector de subastas para comprar equipamiento deportivo a buen precio.

Con opiniones de los protagonistas, en http://www.outdoorreview.com se aceptan sugerencias sobre los mejores lugares para hacer trekking, y The Outdoors Club ( http://www.outdoorsclub.org/index1.htm ) ofrece un buen listado de foros temáticos y un canal de chat. Quienes prefieran información en castellano pueden darse una vuelta por http://www.xtreme.planet.com.mx .

La Asociación American Outdoor, sin fines de lucro y de alcance internacional, colecciona material de 60 países en http://www.americaoutdoors.org y es un centro de reunión de empresas de la industria outdoor en los Estados Unidos.

Wildernet ( http://www.dspace.dial.pipex.com/connect ), en tanto, da cuenta de las aventuras que se están llevando adelante en cada rincón inhóspito del planeta y contiene material de estudio sobre el interés que despierta en los hombres este tipo de desafíos. Con espíritu instructivo también se publica la biblioteca de recursos naturales con secciones de flora, fauna, cielo y tierra, en a href="http://www.america-alfresco.com

/Library/directory.html" target="_top">http://www.america-alfresco.com

/Library/directory.html
.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.