De Google a Lenovo: cómo Motorola diseñó su nueva línea de teléfonos móviles

El Moto X de segunda generación, que incorporó el uso de madera como parte del equipo en 2013
El Moto X de segunda generación, que incorporó el uso de madera como parte del equipo en 2013 Fuente: Reuters
Entrevistamos a Rubén Castaño, líder de diseño de Motorola para América latina: transformó la oferta de la compañía, que llegó a tener 40 modelos diferentes, ahora simplificada en tres versiones de su línea Moto
Guillermo Tomoyose
(0)
23 de septiembre de 2015  • 00:29

En su momento, hace cuatro años, Motorola capitalizó su fuerte apuesta por Android al ser adquirida por Google en 12.500 millones de dólares. Durante esta etapa, la compañía apostó por tres segmentos muy definidos del mercado, primero con el modelo Moto X y luego por los teléfonos Moto G y Moto E.

A comienzos del año pasado, la compañía pionera en la telefonía móvil, responsable del emblemático DynaTAC, volvió a cambiar de manos: Lenovo pagó 2910 millones de dólares por el fabricante de celulares, y para ese entonces, los cambios iniciados en su etapa por Google siguieron su camino independiente, en la búsqueda por articular esta estrategia basada en pocos modelos dentro de los recursos de manufactura que posee el gigante chino.

"Hemos apostado a reducir nuestro catálogo de teléfonos móviles, llegamos a tener una oferta de 40 equipos. Desde la primera generación del Moto X iniciamos un nuevo esquema compuesto por tres modelos que cubren las necesidades de segmentos de mercado bien definidos", señala Rubén Castaño, líder de Diseño de Motorola Mobility para América latina, presente desde 2005 en el desarrollo de diversos dispositivos en los centros de diseño de la compañía en China y Estados Unidos.

De esta forma, Motorola retomó un camino que Apple se propuso recorrer en el segmento móvil de la mano del iPhone, y que recién incorporó una variedad de modelos con el iPhone 5C primero, y el iPhone 6 Plus luego.

A su vez, Motorola adoptó una estrategia agresiva en el costo del equipo. No obstante, Castaño remarca que el foco estuvo en las características de los smartphones para sus respectivos segmentos. "Esperamos que el usuario se detuviera primero en sus prestaciones y el diseño. Recién ahí, el precio se presentó como un factor sorpresa", dice el diseñador industrial nacido en Colombia.

"Llegamos a tener un catálogo de 40 equipos, y ahora tenemos un nuevo esquema compuesto por tres modelos que cubren las necesidades de segmentos de mercado bien definidos", dijo Rubén Castaño, líder de Diseño de Motorola Mobility

Entre los rasgos más característicos del diseño se destaca la ausencia de la marca en el frente del equipo. "Es un rasgo distintivo que adoptamos para esta nueva etapa. Se mantiene una línea que se inició en el Moto X, que se extendió al resto de los modelos".

"Hay muchos espacios donde está nuestra marca: en la parte posterior, en la caja, en una identidad unificada en los fondos de pantallas. Consideramos que no era necesario que esté también en el frente", dijo el ejecutivo de Motorola, y agregó: "No es una decisión meramente estética, también apunta a optimizar aún más los espacios cada vez más reducidos que tienen los teléfonos móviles. Son pantallas que cuentan con componentes que, una vez integrados, se transforman en smartphones. La demanda del mercado exige paneles cada vez más grandes, y ese fue un factor prioritario en el diseño. El reto está en simplificar la manufactura a escala industrial sin resignar la identidad de la marca".

Con un catálogo más acotado, Castaño señala que la integración de la pantalla con la batería y los diferentes componentes y chips exige un diseño modular que ofrezca una flexibilidad al momento de personalizar los tres modelos según las necesidades de cada mercado. Por ejemplo, Brasil cuenta con modelos del Moto G de tercera generación con sintonizador de TV digital, mientras que el panel interno para el chip SIM y la tarjeta microSD se puede reemplazar para ofrecer una versión del teléfono con doble SIM.

Rubén Castaño, líder de diseño de Motorola Mobility
Rubén Castaño, líder de diseño de Motorola Mobility

A su vez, el proceso de diseño involucró usar ciertos materiales que no suelen ser habituales en los procesos de manufactura de la industria tecnológica. "Hubo que trabajar mucho con los ingenieros para que una carcasa de madera o cuero pudiera interactuar con el resto de los componentes de un smartphones con otros materiales ya probados en la industria. Cómo reacciona al calor, cuál es su durabilidad, su comportamiento en función al rendimiento del equipo. Era una decisión inédita, que exigió ajustar procesos de trabajo y, por sobre todas las cosas, conseguir los proveedores adecuados para satisfacer los objetivos de prestaciones, diseño y precio acorde que nos habíamos planteado con la línea Moto", explica el diseñador.

El toque latino estuvo presente en algunas de las características en cuanto al diseño. "La elección de la paleta de colores fue elaborada en base a las opiniones de los usuarios de América latina, además de los diferentes tipo de textura y agarre que finalmente tuvieron las tres generaciones de teléfonos de Motorola", dijo el ejecutivo, que está involucrado en la apertura del primer centro de diseño de la compañía en San Pablo, Brasil, con el objetivo de reforzar estos aportes tanto a nivel regional como para otros mercados globales.

Desde su mirada de diseñador industrial, Castaño destaca una mayor presencia del uso de la voz como recurso de interacción, una característica que aún está en una etapa de desarrollo y mejora. "Su avance, de forma conjunta con sensores más sofisticados, permitirá profundizar la interacción natural que tendrán los usuarios con la tecnología".

Moto 360 es el smartwatch cuyo diseño también estuvo bajo la responsabilidad del equipo a cargo de Castaño. "Pudimos capitalizar gran parte de la experiencia que tuvimos de forma previa con el modelo deportivo Moto ACTV. La llegada de una plataforma móvil para dispositivos vestibles como Android Wear fue el momento justo para desarrollar un reloj inteligente que tuviera la mayor superficie posible de pantalla, sin perder la comodidad de uso".

En la nueva generación de relojes inteligentes, Motorola volvió a apostar por una caja circular, y buscó ajustar el diseño ergonométrico de este tipo de dispositivos. "La experiencia previa nos sirvió para crear dos versiones específicas según el género, con tamaños diferentes".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.