De la mano del videoselfie, Dubsmash no para de crecer en Europa y Argentina