El 70% del correo electrónico que se recibe es spam