El desafío de crear una start-up en medio de la quebrada economía griega