El e-book también es un aperitivo de las ediciones impresas

Fuente: Reuters
Con una pequeña pero creciente presencia en el mercado, los libros electrónicos se convierten en aliados de los autores para promover y difundir sus obras sin rivalizar con sus versiones en papel
Guillermo Tomoyose
(0)
3 de agosto de 2012  • 13:23

A pesar de los adeptos que tienen las ediciones impresas en papel, los e-books comienzan a ganar seguidores gracias a la creciente popularidad de los diversos dispositivos lectores de libros electrónicos. Sin esa exigencia desmedida que lo posicionaba como el reemplazante directo de los libros tradicionales, este formato comienza a recorrer los primeros pasos como un complemento ideal para que los autores puedan difundir su obra sin tener la necesidad imperiosa de prescindir el lanzamiento de una versión en papel.

"Prefiero que me lean muchas más personas a estar limitado ante la audiencia por la venta de ejemplares", cuenta el periodista Leandro Zanoni, autor de La gran manzana , una obra que analiza las claves del éxito de Apple y que antes de su lanzamiento en papel se ofreció sin costo en versión digital.

"Fue una elección personal, tenía ganas de llevar adelante este proyecto", agregó el autor, que destacó el hecho de haber concretado esta iniciativa, la primera en su tipo desde la editorial Sudamericana. "Estamos en un momento de incertidumbre, un punto de partida en donde se experimenta mucho y nadie tiene la receta perfecta".

Y en esta etapa de experimentación surgen diferentes proyectos en Internet como Liibook , una plataforma que sirve como un repositorio virtual de libros electrónicos, con un sistema de edición y gestión de publicación on line en donde los autores pueden poner sus obras de forma gratuita, fijar un precio e incluso sus lectores pueden tener una edición impresa bajo demanda, algo que también se hace en otras partes del mundo .

"Los autores aprovechan las virtudes de la plataforma para promocionar sus trabajos, en una audiencia en donde se destaca el público joven, que conforma el 80 por ciento de los lectores", detalla Federico Roma, fundador de Liibook. "Asimismo, quienes recién comienzan a publicar sus primeras obras son los que ofrecen sus obras de forma gratuita", agrega.

La promoción y difusión de una obra no sólo se basa en la distribución gratuita del libro electrónico. "Hubo casos de autores que aprovechan las estadísticas de lectura de Liibook como carta de presentación para publicar su trabajo de forma impresa en una editorial tradicional", cuenta Roma como un ejemplo de complementación entre los dos formatos, y el interés que aún suscita tanto entre los autores como en los lectores el formato impreso tal cual lo conocemos desde hace siglos.

Otro caso de distribución sin cargo de una obra se da en el mundo educativo, una modalidad adoptada por autores como Adrián Paenza, que puso a disposición sin cargo su colección "Matemática… ¿Estás ahí?" en formato PDF.

De la misma forma, dos libros publicados por Ediciones Al Arco del periodista deportivo Pablo Lisotto (redactor de LA NACION) sobre el movimiento olímpico y sus protagonistas también se encuentran en formato digital para su libre descarga, auspiciados por el Ministerio de Educación de la Nación.

Por cuestiones propias del segmento a nivel local, aún pequeño si se lo compara con las características que poseen mercados como Estados Unidos, Europa o Japón, el e-book aún no compite con los tradicionales lanzamientos de libros impresos, y se presenta como una opción de lectura para aquellos que disfrutan las virtudes que ofrecen este tipo de formatos.

La oferta aún es limitada, y alcanza en la mayoría de los casos a los lanzamientos de los títulos más recientes. Asimismo, el catálogo no sólo se basa en los títulos de perfil técnico, bajo la creencia que su audiencia es más propensa a consumir este tipo de formatos. En Argentina, la mitad de los libros electrónicos vendidos son de autores locales que publican obras que van desde la literatura hasta la investigación periodística, según datos brindados por el grupo Random House Mondadori, uno de los principales editores que promueve los e-books en el país.

El lector encontrará en esta nota una guía para armar una biblioteca digital.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.