El frío extremo y el volumen alto afectaron al iPhone X de Apple