El intercambio de archivos y los juegos en red por Internet

Ultima entrega: con la llegada de la banda ancha al país, dos tecnologías comienzan a ganar adeptos
Ariel Torres
(0)
3 de diciembre de 2001  

Hemos llegado, finalmente, a la última entrega de El ABC . Como dijimos en la edición anterior, nos queda enunciar sólo un par de temas, de los muchos que alberga hoy el espacio virtual de Internet. Como no deseamos que esta columna, ciertamente longeva, se convierta en eterna, seleccionamos, para concluir, algunos de los que nos tocan más de cerca de los usuarios de PC.

La herencia del Napster

Si el ICQ y NetMeeting , de los que hablamos en la edición anterior, prendieron rápidamente entre los argentinos informatizados, otras tecnologías que hacían furor en Estados Unidos o Japón no llegaron a obtener demasiado eco en nuestro país. No era falta de interés. Era falta de ancho de banda.

Pero poco a poco, a medida que las conexiones de alta velocidad empiezan a difundirse en la Argentina, dos servicios se ponen a tiro de los navegantes locales: el intercambio de archivos y los juegos on line.

Usted seguramente oyó hablar de Napster y otros servicios semejantes. Básicamente, se trata de bajarse una aplicación que permite compartir los archivos guardados en nuestro disco con otras personas. Puesto que Napster se usaba para intercambiar música en formato MP3 y en muchos casos esas obras tenían copyright, la compañía fue demandada por las productoras de discos por violar los derechos intelectuales. Más tarde fue adquirida por la discográfica Bertelsmann. La tecnología de file sharing (así, en la jerga) es sin embargo una movida muy fuerte en Internet hoy y muchas compañías (caso de Autodesk con su comunidad gmax ) la emplean para que sus usuarios intercambien datos.

Juegos de red en la Red

Enfrentarse con personas reales es mucho más emocionante que competir con la máquina. Y no sólo porque, en general, las personas son más inteligentes que la PC, sino porque uno sabe que a un contrincante humano le importa ganar.

El problema es que para jugar bien hace falta (de nuevo) bastante ancho de banda. En la jerga se llama high ping bastard al que tiene una conexión rápida y, por lo tanto, disfruta de cierta ventaja. A propósito, ping es un comando del paquete de protocolos TCP/IP que sirve para medir el tiempo de respuesta de una computadora conectada a la Red.

Casi cualquier título se puede jugar hoy en Internet (se llama a este modo multiplayer o multijugador ), desde el Diablo II hasta el Flight Simulator . Muchos fabricantes (como Blizzard, Microsoft o Electronic Arts) ponen sus propios servidores para jugar en línea. Pero también hay sitios independientes y, naturalmente, es posible armar juegos entre un puñado de personas, a condición de que uno de ellos funcione como host o servidor.

Algunos de los sitios de juegos en línea más conocidos son MSN Gaming Zone ( zone.msn.com ), Battle. Net ( http://www.battle.net ) y el de Electronic Arts ( http://www.ea.com ). Esto es todo por el momento. Luego de más de cinco años de El ABC , hemos llegado a un puerto en el que repararemos y modernizaremos nuestra nave y, dentro de poco, volveremos a zarpar hacia territorios que al principio parecen desconocidos y que, a poco de recorrerlos, nos empiezan a resultar amigables y divertidos. Sólo necesita tener ganas de viajar.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.