El nuevo juego de los creadores de Angry Birds ya es un éxito