El petróleo del siglo y un alerta de virus

¿Qué pasa si se detiene la informática en el país?
(0)
30 de enero de 2002  

Tengo varias cosas que comentar esta semana, aunque no tienen nada que ver entre sí.

Primero, estuve hablando con gente relacionada con la importación de bienes informáticos para saber cuál es la situación y el pronóstico, luego de la devaluación y el así llamado corralito.

Por lo que he oído hasta ahora, el panorama no es bueno en absoluto. Pero como no soy un experto en estas cuestiones, estoy pasándole los datos a la sección Economía de LA NACION, donde el lector encontrará análisis mucho más certeros de los que podría leer en esta columna; el jueves último se publicó el tema en la tapa de la sección Economía.

En todo caso, diré que la computación ya no es una opción. Simplemente, no hay un país económicamente viable sin informática. Y el asunto va mucho más allá de que podamos comprar un microprocesador más rápido la semana que viene o más cantidad de memoria RAM dentro de un mes.

La informática y las comunicaciones son el petróleo de la actualidad, y si el flujo de hardware y software se detiene o entorpece de forma aguda, las pérdidas pueden ser devastadoras. El virus LoveLetter causó perjuicios por miles de millones de dólares al detener el e-mail sólo unas cuantas horas; así que imagínese lo que podría ocurrir, si se interrumpe la informática y las comunicaciones por un tiempo indeterminado.

Espero que el asunto tenga una prioridad muy alta en las agendas políticas. Ya no estamos en los años 80, cuando la computación era un hobby. Hoy es tan importante como la electricidad o el teléfono. Si no se lo entiende así, las consecuencias pueden ser de una gravedad inusitada.

El Badtrans sigue ahí

Segundo asunto: estamos recibiendo una cantidad muy grande de mensajes infectados con los virus Badtrans2 y Blancanieves ; especialmente el primero. Mi recomendación es que cualquiera que tenga la dirección del suplemento Mi PC ( informatica@lanacion.com.ar ) en su Outlook revise su equipo en busca de virus.

Para que quede claro: ninguna de estas personas nos ha enviado los mail infectados con mala intención. El Badtrans2 y el Blancanieves , como muchos otros gusanos de Internet, se instalan en la computadora y atacan usando los contactos de la libreta de direcciones de Windows, sin que el usuario lo sepa.

De hecho, nosotros no recibimos el virus, sino un informe de los filtros del diario, que se ocupan de detener la invasión. Es decir, no se trata de un problema de seguridad para el suplemento. Pero quiero pasar la voz de alerta, ya que evidentemente varios cientos de personas que tienen nuestra dirección de mail en sus libretas tienen también alguno de estos gusanos en sus equipos.

Por si acaso, y como seguimos recibiendo cadenas que nos invitan a borrar el sulfnbk.exe de nuestras computadoras, diré que este archivo es normal de Windows y que no (repito: no ) debe eliminarse. Si lo eliminó, puede volverlo a tomar del CD de instalación de Windows 98 (está dentro de precopy1.cab ). Si esto no le dice nada y no entiende mucho de computadoras, utilice el Comprobador de archivos de sistema de Windows 98 (se llama sfc.exe ).

Para ejecutarlo simplemente apriete la tecla de la Ventanita (está entre Control y Alt ) en combinación con la letra R . Eso abre el cuadro Ejecutar ( Run , en inglés, de allí la R del atajo). Escriba sfc y apriete Enter . Aparecerá el Comprobador de archivos de sistema ; elija Extraer un archivo del disco de instalación , escriba sulfnbk.exe en la caja de texto y siga las instrucciones. Salvo casos especiales, deberá tener en la lectora de CD-ROM el disco de instalación de Windows 98.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?