Estamos cada día más cerca del shopping automático

Hay dispositivos que compran con sólo presionar un botón y ya es posible pagar sacándose una selfie; la Argentina, sin embargo, todavía se encuentra un paso atrás
Cintia Perazo
(0)
23 de abril de 2016  

Así ve el futuro de la cocina la firma Whirlpool
Así ve el futuro de la cocina la firma Whirlpool

Para Daniel Bañares, gerente de ventas de Servicios Electrónicos para Consumo Masivo en Latinoamérica de Worldline, empresa que ofrece servicios transaccionales y de pagos, las compras se dirigen hacia una convergencia creciente entre el mundo físico y el digital, no será una mera sinergia entre diferentes canales, sino distintas dimensiones de una nueva tienda digital. "El proceso de compra podrá iniciarse en el hogar, en nuestra propia cocina, donde una solución como la que proveemos nosotros, Connected Kitchen, permitirá al usuario ir añadiendo productos a su lista de compra electrónica en tiempo real. Esto se logra mediante el escaneo de códigos de barras o el reconocimiento de voz, utilizando un dispositivo que conecta la lista de la compra del usuario al comercio electrónico de su tienda favorita. Una vez elaborada la lista por medio de este servicio, el usuario puede ir a su negocio habitual y tener la lista actualizada en su teléfono móvil", cuenta Bañares. Además, agrega que, gracias al uso de beacons –dispositivos basados en tecnología Bluetooth que emiten una señal que puede ser recibida e interpretada por otros dispositivos, generalmente smartphones–, a medida que el cliente se mueve por el supermercado la lista de la compra se reordenará mostrando en primer lugar los productos que tiene cerca, facilitando así el proceso de compra. "Finalmente con otro de nuestro productos, Zero Effort Payment, el cliente puede realizar un proceso de pago simple, porque gracias a la utilización de tecnologías de localización puertas adentro la solución permite al cliente realizar el pago sin la necesidad de sacar ni su teléfono, ni su tarjeta, únicamente debe introducir un PIN para validar la transacción", relata el ejecutivo de Worldline.

Las de Worldline no son las únicas tecnologías disponibles. Federico Storni, vicepresidente de Quadminds, empresa que se especializa en soluciones de Internet de las cosas, resalta que mediante la aplicación de distintos tipos de sensores se puede controlar la temperatura de los almacenes, saber quiénes circulan dentro de ellos y hasta monitorear el movimiento dentro de los comercios para observar dónde se concentran más los consumidores. "También, por ejemplo, conectando la línea de cajas a Internet se pueden ofrecer beneficios al usuario. Además los clientes podrán descargar una aplicación del comercio en su dispositivo móvil a través de la que obtendrá un mapa con la ubicación de los productos y estadísticas sobré cuál caja es la más rápida. De esta manera, se sentirá más a gusto durante el proceso de compra", detalla Storni.

Pero no todo cambiará drásticamente. Juan Caracoche, director de tecnología (CTO) para América latina de GlobalLogic, empresa especializada en servicios de I+D, consultoría y desarrollo de software, considera que las compras se seguirán pagando de la misma manera, pero que de a poco se irán popularizando métodos no tradicionales como los bitcoins y otras monedas electrónicas. "Tampoco creo que los negocios físicos vayan a desaparecer, probablemente funcionen como vidrieras que la gente recorre para luego hacer compras digitales que serán entregadas en su hogar, el mismo día", detalla.

Asimismo, Caracoche adelanta que otras tecnologías que comenzarán a utilizarse con frecuencia en los comercios son la realidad virtual y la realidad aumentada. "La usarán para mejorar la experiencia de los compradores, usando probadores virtuales, por ejemplo, que sitúen a la persona en la escena donde planea utilizar el atuendo elegido", dice.

Otra innovación interesante que menciona el directivo de GlobalLogic, y que promete expandirse, son los Dash Buttons, lanzados por Amazon en marzo del año último. Se trata de un botón pequeño que con sólo presionarlo el usuario compra un determinado producto, de manera instantánea.

Cuando se realiza el pedido el sistema notificará al usuario a través de un correo electrónico. Prestaciones como éstas, sumadas a los electrodomésticos inteligentes, posibilitarán que las compras sean cada vez más automatizadas.

Un interesante servicio lanzado recientemente por MasterCard promete cambiar la experiencia de compra. Se llama Selfie-Pay y es una tecnología de identificación biométrica que permite validar las compras a través de una fotografía, eliminando las contraseñas y PIN tradicionales. ¿Cómo se utiliza? El consumidor recibirá una ventana emergente (también llamada pop-up) en su teléfono inteligente al momento de pagar las compras realizadas online y podrá autorizar la transacción utilizando su huella dactilar o el reconocimiento facial, como si se sacara una selfie. Según Marcelo Theodoro, vicepresidente de productos digitales para Cono Sur de MasterCard, el uso de la tecnología y la información dejará de depender de lo que el consumidor sabe, como sus contraseñas, para migrar hacia un sistema de pagos que se apoye en lo que el consumidor tiene y sus características únicas, con el objetivo de simplificar las transacciones y brindar mayor seguridad a la hora de realizarlas.

Electrodomésticos inteligentes

Otros aliados que prometen facilitar las compras son justamente los electrodomésticos. Es que las heladeras, los lavarropas y hasta las mesadas de las cocinas estarán conectadas a través de Wi-Fi a las tiendas preferidas, para poder realizar la compra en cuanto detecta que algún alimento o producto de limpieza se terminó. Ésta no es una idea futurista, ya varias marcas de electrodomésticos tienen disponibles productos que se conectan a Internet. Entre ellas se encuentra Whirlpool, que presentó hace poco una suite inteligente de cocina con sistema Car Sync, conformado por una heladera, un lavavajillas y una cocina que se conectan con una app móvil. Además los artefactos tienen conexión con Nest (https:/nest.com) y Amazon Dash Replanishment (servicio de reposición) para realizar pedidos en las tiendas.

Aunque no es un electrodoméstico, también los relojes inteligentes prometen colaborar en el proceso de compra. Recientemente Bulgari, MasterCard y la compañía de seguridad informática WISeKey se unieron para producir el primer reloj de lujo mecánico inteligente, el Diagono Magn@sium de Bulgari. Sus propietarios podrán hacer pagos de manera segura en más de cuatro millones de comercios que aceptan pagos sin contacto de MasterCard en 74 países.

Pero a pesar de que las tecnologías ya están disponibles los expertos consultados coinciden en que en nuestro país aún estamos muy retrasados. "Nos está tomando incluso mucho tiempo implementar soluciones de ecommerce tradicionales. Hay varias intenciones de los retailers de ir a un modelo basado en tecnología, por ejemplo usando beacons dentro de los negocios para ofrecer un servicio más personalizado, pero estos intentos no forman parte de experiencia completa, relegan al comprador y no tienen en cuenta todos los canales existentes en la relación", observa Caracoche.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.