Cómo hizo el Zephyr S para volar 25 días seguidos con la luz como único combustible

El modelo fue desarrollado por Airbus como una alternativa a la provisión de comunicaciones y monitoreo que ofrecen los costosos satélites
El modelo fue desarrollado por Airbus como una alternativa a la provisión de comunicaciones y monitoreo que ofrecen los costosos satélites
(0)
15 de agosto de 2018  • 00:39

El vehículo aéreo no tripulado Zephyr S de la firma aeroespacial Airbus logró estar en el aire de forma ininterrumpida durante 25 días, 23 horas y 57 minutos, luego de su despegue en Arizona el pasado 11 de julio. Con un diseño liviano de 75 kilos de peso y 25 metros de envergadura, el Zephyr S se asemeja a un planeador, pero soporta hasta cinco veces su peso.

La particularidad del modelo de Airbus está en la combinación de un vehículo aéreo no tripulado, que opera a grandes altitudes en la estratósfera y que funciona con propulsión solar. En este último punto, el Zephyr S cuenta con celdas que captan los rayos solares y acumulan la energía para que los motores puedan operar durante los vuelos nocturnos.

Así fue el primer vuelo del Zephyr S - Fuente: YouTube

06:47
Video

Según sus creadores, el vehículo es mucho más que un drone no tripulado y lo denomina como HAPS (High Altitude Pseudo-Satellite) un pseudo satélite de gran altitud, un segmento que hasta ahora era exclusivo de naves como el Concorde o los aviones militares U2 y SR-71 Blackbird. Debido a estas características operativas, el Zephyr S se posiciona como una alternativa accesible desde la provisión de comunicaciones hasta tareas de seguridad y monitoreo desde la estratósfera, pero con costos menores si se lo compara con los satélites u otros sistemas similares. De hecho, el primer cliente fue el Ministerio de Defensa de Reino Unido, que solicitó tres HAPS.

El Zehpyr S pudo mantenerse en el aire durante más de 25 días solo con energía solar y un sistema de baterías que le permitían operar de noche
El Zehpyr S pudo mantenerse en el aire durante más de 25 días solo con energía solar y un sistema de baterías que le permitían operar de noche

Hace cuatro años Facebook intentó desarrollar este segmento al adquirir Ascenta, una firma inglesa especializada en drones solares. De esta compra surgió el Proyecto Aquila, un sistema basado en vehículos aéreos que operaban a gran altitud para proveer conectividad desde la estratósfera. Sin embargo, el prototipo no pudo mantenerse en el aire por más de 90 minutos y tuvo varios problemas de aterrizaje. Tras anunciar su asociación con Airbus, la compañía liderada por Mark Zuckerberg abandonó su proyecto para desarrollar este tipo de vehículos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.