Flappy Bird ya no está disponible, pero quedan las copias con malware

Versiones apócrifas ofrecen seguir disfrutando del juego, pero en realidad traen código malicioso
(0)
14 de febrero de 2014  • 14:26

El juego es básico, limitado, frustrante, difícil, poco original. No le impidió ser -por razones diversas- un éxito: sumó más de 50 millones de descargas en el tiempo en que estuvo disponible en las tiendas de juegos para Android y para el iPhone.

Ya no está más: el domingo último, Dong Nguyen , el programador vietnamita de 29 años que lo creó en unas pocas noches de trabajo, lo borró.

Ya no importan las razones por las que tomó esa decisión. ¿Una demanda judicial en ciernes? ¿el bochorno por haber sido descubierto -al parecer- usando estrategias non sanctas para hacer que ese y otros juegos sumaran, de un día para el otro, cientos de reseñas en las tiendas de Google y Apple y, con ellas, crecieran las descargas? ¿La necesidad de reducir su exposición pública por el juego que , como dijo Nguyen, le hacía mal? Quedará en el mundo de la especulación y el debate.

Lo cierto es que hoy no es posible descargar el juego de las tiendas oficiales. Pero sí es posible -y esto es un problema- conseguir el archivo original para Android e instalarlo en el teléfono (si se activa la instalación de software de terceros en el equipo).

El juego, con algo escondido

El problema es que los vivillos que nunca falta aprovecharon para inundar Internet de malware disfrazado del Flappy Bird. El juego se instala, cómo no, y uno intenta hacer volar el pajarraco la mayor distancia posible, pero junto con él viene código malicioso que intenta generar SMS a números premium (aunque apuntan a servicios fuera de nuestro país).

El Flappy Bird original era gratis; de hecho, se financiaba en base a publicidad. En su momento de apogeo Nguyen llegó a facturar 50.000 dólares diarios, según algunos reportes. Todavía gana dinero, porque Flappy Bird no se puede descargar más pero tiene probablemente millones de usuarios que todavía lo conservan en sus equipos, lo juegan y, cuando lo hacen, ven un aviso.

Una de las versiones del juego modificadas con malware que circula por la red, nota la compañía Sophos , muestra un cartel que dice que el tiempo de prueba ha expirado, que deberá enviarse un SMS a un número para activarlo, etcétera. Esto, por supuesto, es falso, y hace que el usuario genere un mensaje premium que cobra la otra parte.

Otra versión, según indica Trend Micro , logra además enviar datos del usuario (como su dirección de mail, etcétera) a un servidor remoto.

Flappy Bird para todos

¿Extraña el Flappy Bird y no tiene cómo conseguirlo? Una opción es usar una versión Web ; la alternativa es una versión que permite modificar los gráficos del pájaro y los obstáculos que creó un desarrollador brasileño , y que logra generar un Flappy Bird a medida. Y como no podía faltar, existe una versión multijugador masivo Todos, claro, gratis.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.