Google abrió un centro de desarrollo de vehículos autónomos en Detroit