Intel confirma su apuesta por Android en el mundo móvil

Mientras Microsoft anunciaba su llegada a la plataforma ARM, la compañía develó que sus procesadores estarán disponibles para los smartphones y tabletas con Android
Ricardo Sametband
(0)
13 de septiembre de 2011  • 18:01

SAN FRANCISCO.- Intel inició hoy su foro anual de desarrolladores ( IDF , según sus siglas en inglés) que se hará en esta ciudad hasta el jueves próximo, con un anuncio clave: según explicó Paul Otellini, presidente de la compañía, las próximas versiones de Android, el sistema operativo que desarrolla Google y que hoy es el más popular entre los smartphones, estarán optimizaras para correr sobre procesadores de Intel. Ya existía una versión de Android para chips Atom (es la que corre en los dispositivos Google TV) pero ahora Google se compromete a desarrollar las nuevas versiones de Android pensando siempre en ambas plataformas.

Esto puede parecer intrascendente, pero es una jugada crucial para el futuro de Intel, cuyos procesadores dominan el mundo tradicional de la computación, pero que no tienen presencia alguna en el dinámico mercado de los dispositivos móviles ; allí se usan procesadores de varias compañías, que usan un diseño (una arquitectura) de la empresa británica ARM. Intel y AMD hacen chips de arquitectura x86, y los sistemas operativos deben escribirse para una u otra arquitectura, lo que también define cómo debe hacerse una aplicación.

ARM aventaja a los productos de Intel en el consumo de energía, y esto es fundamental en dispositivos con una autonomía limitada. Según Otellini, la familia de procesadores Haswell que veremos en 2013 (y que sucederá a la próxima Ivy Bridge que veremos a principios del año próximo) reduce 20 veces el consumo de energía del chip cuando está en espera. Pero además Intel espera tener versiones de Atom de bajo voltaje incluidos en smartphones con Android en la primera mitad del año próximo. "Iban a estar en los teléfonos de Nokia con MeeGo este año, pero su paso a Windows Phone 7 nos retrasó seis meses", admitió el ejecutivo durante la rueda de prensa. "Y apuntamos a que los procesadores de Intel sean la plataforma de elección para los smartphones del futuro".

De hecho, todas las demostraciones de la capacidad de los nuevos procesadores y servicios de Intel se hizo con móviles y tabletas corriendo Android sobre chips de Intel.

El anuncio no podía hacerse en otro momento: mientras Otellini hablaba en San Francisco, a poco más de 500 kilómetros de allí, en Los Angeles, Steven Sinofsky, presidente de la división Windows de Microsoft, iniciaba los tres días de BUILD, las jornadas para desarrolladores de Microsoft. En simultáneo con el discurso de Otellini, Sinofsky mostró un adelanto de lo que será Windows 8 y dio más precisiones sobre su aspecto , aunque no sobre cuándo estará listo. Una versión beta de Windows 8 ya está disponible para descarga para desarrolladores.

Elemento clave del próximo sistema operativo de Microsoft: buena parte de las demostraciones se hicieron sobre equipos con chips ARM; es que el nuevo Windows correrá sobre ambas plataformas, una mala noticia para Intel, que desde el advenimiento de la PC fue la única alternativa en la computación personal (más allá de soporte para algunas arquitecturas de servidores que tuvo Microsoft).

Fue algo así como un divorcio, en público, del histórico matrimonio Wintel (Windows sobre chips de Intel), aunque en rigor, el primero en buscar nuevos horizontes fue el fabricante de procesadores, cuando se transformó en el proveedor de chips para Apple.

Según Microsoft, Windows 8 tendrá dos vistas: la tradicional, pensada para usarse en una computadora convencional, y una segunda vista, llamada Metro, muy similar a la que dispone hoy Windows Phone 7, y que privilegia el uso de interfaces táctiles. Los desarrolladores pueden hacer aplicaciones para esta segunda interfaz, y según Microsoft sólo es necesario cambiar una línea de código para que la aplicación funcione en un móvil con Windows Phone 7 y procesador ARM (usando Silverlight como base). Las aplicaciones antiguas correrán dentro de un Windows 8 de aspecto tradicional.

La buena noticia para quienes tienen una PC hoy es que los requerimientos de hardware no aumentan con Windows 8. En teoría, si Windows 7 corre bien en una PC, Windows 8 debería hacerlo también. La demo de Microsoft se hizo con una netbook convencional.

Son dos empresas tomando distancia de la PC a 30 años de su nacimiento , y observando un futuro similar al que esperan llegar con caminos divergentes. Fue Otellini el que mejor definió, durante su discurso, el momento en el que están ambas empresas, y lo que están evaluando a futuro para la informática en general: "pasamos de la computadora personal a la computación personal, en la que el centro es el usuario, no el dispositivo. Y lo que necesitamos ahora es una experiencia de uso que sea consistente y unifique todas las plataformas, y privilegie el acceso sencillo a nuestro contenido".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.