Intel confirma su apuesta por Android en el mundo móvil