Japón acepta el desafío de Estados Unidos para la lucha con máquinas