La computadora no le andaba bien: se hartó y le pegó 8 tiros