Software. La edición en casa