La publicidad es más peligrosa que el porno en los celulares

La principal fuente de código malicioso en los dispositivos móviles ya no es la pornografía, sino los avisos publicitarios
(0)
6 de marzo de 2014  • 17:41

Un estudio de la firma de seguridad Blue Coat indica que la principal fuente de malware en los smartphones y tabletas está hoy en los avisos que muestran páginas Web, y no en la pornografía, que hasta ahora era la manera más popular en que entraba código malicioso en los dispositivos.

Según un análisis de Blue Coat sobre 75 millones de usuarios que reproduce ZDNet , el principal peligro está hoy en la publicidad que ven muchos usuarios al navegar con el teléfono o la tableta, que llevan a sitios Web que intentan cargar código malicioso que aproveche alguna vulnerabilidad del equipo.

Una de cada cinco veces que el usuario se enfrenta a un sitio con malware, lo hace a través de un aviso visto en un móvil, un número que superó (levemente) a la pornografía en este punto en los últimos meses.

Sólo el 1 por ciento de los usuarios mira pornografía en un dispositivo móvil, pero es la fuente del 16 por ciento de los ataques informáticos, según la compañía, que aclara que los avisos publicitarios constituyen el 12 por ciento del contenido móvil descargado, pero se transformó en la fuente deel 20 por ciento de los ataques.

Mientras, un estudio de noviembre de la firma Trend Micro calculaba que existen al menos un millón de aplicaciones para móviles con código malicioso, por lo general intentando subscribir al usuario a servicios premium sin que lo sepa.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.