La resistida ley de copyright digital avanza en el Parlamento Europeo

Crédito: Shutterstock
(0)
21 de junio de 2018  • 12:01

El Parlamento Europeo (PE) aprobó ayer en comisión la controvertida modificación a la directiva comunitaria sobre derechos de autor, que confiere a las plataformas de Internet el rol de policía al darles las responsabilidad de filtrar los contenidos que publican sus usuarios para detectar violaciones al copyright.

La propuesta es cuestionada por organizaciones defensoras de derechos humanos, algunos medios y especialistas, que advierten sobre el aumento de restricciones a la libertad de compartir contenidos de todo tipo, desde textos hasta imágenes y videos.

Uno de los artículos del proyecto aprobado por la Comisión de Asuntos Jurídicos del PE (que deberá ser debatido en el plenario), el 13, establece que Google, Microsoft, Facebook y todas las demás plataformas web deberán establecer filtros tecnológicos para prevenir que las personas publiquen a la web materiales protegidos con con copyright.

Esto limitará en gran medida la libertad de expresión, denunciaron especialistas de la talla del inventor de la web, Tim Bernes-Lee, y el fundador de Wikipedia, Jimmy Wales. "Es un paso sin precedentes hacia la transformación de Internet de una plataforma abierta para compartir e innovar, en una herramienta para la vigilancia y control automatizados de sus usuarios", denunciaron en una carta abierta junto con otros 70 pioneros y especialistas de la red.

"El daño que esto puede causar a la Internet libre y abierto tal como lo conocemos es difícil de predecir, pero en nuestras opiniones podría ser sustancial", señala la misiva, escrita antes de la votación.

En el mismo sentido, la Electronic Frontier Foundation (EEF) consideró que "si bien la directiva soluciona algunos problemas de larga data con las reglas de la UE, crea otros mucho más grandes: problemas tan grandes que amenazan con destruir la propia Internet".

"El artículo 13 parece provocar tal incertidumbre legal que los servicios online no tendrán otra opción que monitorear, filtrar y bloquear las comunicaciones de los ciudadanos de la UE si quieren tener alguna posibilidad de permanecer en el negocio", alertó en un comunicado.

Los defensores de esta modificación argumentan una voluntad de que las plataformas digitales paguen de forma justa a los que contribuyen con sus contenidos propios, así como sucede con las publicaciones físicas.

Además, quieren limitar las ocasiones en las que una plataforma puede reproducir un mismo contenido sin remunerar proporcionalmente al responsable del mismo (algo que, por ejemplo, podría terminar con los memes).

Pero la solución de otorgar a las plataformas el rol de filtrar y controlar no convenció ni a los especialistas ni a las tecnológicas ni a la Organización Europea de Consumidores (BEUC, por sus siglas en inglés).

La medida no beneficiará "ni a consumidores ni a creadores", consideró la directora de este organismo, Monique Goyens. "La justa remuneración para los autores es importante, pero los consumidores no deberían pagar el pato", afirmó en un comunicado.

La propuesta tampoco es del agrado de las principales plataformas de Internet, que deberán controlar sistemáticamente todo el contenido que se sube, reportarlo y, además, hacerse cargo de los costos que conlleve la adopción de estas "técnicas efectivas de reconocimiento de contenidos", según especifica la propuesta.

El otro artículo polémico es el 11, que establece una especia de "impuesto al link", pensado para limitar el poder que las plataformas tienen sobre los medios al cobrar una tasa por vincular contenidos a noticias.

Los defensores de este punto (bajo la presión de los medios alemanes, según la BBC) señalan que ayudaría a llevar a las personas a las páginas de inicio en vez de directamente a las noticias, aunque los críticos cuestionan que solo logrará limitar la libertad de expresión.

Todo este nuevo articulado busca actualizar la directiva de derechos de autor de la Unión Europea, que data de 2001.

Télam

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.