La supercomputadora más rápida del mundo tiene un millón y medio de núcleos