Las apps, una vital herramienta laboral

Alejandro Formanchuk
(0)
24 de enero de 2015  

Una aplicación móvil es un programa que nos permite hacer cosas. Millones. Inimaginables. Hay apps para todo y los comunicadores internos también estamos aprovechándolas para:

  • Sumar: es un medio que enriquece y complementa todos los otros medios de comunicación. Incluso las apps pueden ser versiones simples de otros medios, ajustadas a un Mobile Content.
  • Simplificar: son pequeñas y específicas, y su uso suele limitarse a algo muy concreto. Además nos brinda usabilidad a un clic.
  • Agilizar: generan acceso instantáneo a contenidos sin tener que buscarlos en la red.
  • Facilitar: alientan la elaboración, distribución y el consumo de mensajes breves.
  • Personalizar: nos permite segmentar el mensaje al máximo e integrarlas con otras apps.
  • Trascender: el personal tiene siempre su móvil encima, con lo cual las apps laborales trascienden la frontera hogar-trabajo.

Por otra parte son excelentes medios para potenciar la cultura participativa, el pensamiento, el trabajo y la comunicación en red. En este sentido nos permiten desarrollar en el personal una actitud proactiva. Para ello recomiendo que las empresas no bombardeen de mensajes a su gente, sino para poner la información a su disposición, alentando así un trabajo de búsqueda, selección y autogestión. También sirven como un canal de comunicación. Promueven la construcción colectiva, el crowdthinking, la innovación y las prácticas P2P, la interacción descentralizada y el desarrollo de comunidades.

Ahora, un baño de realidad: la tecnología no hace nada por sí misma. Mi abuelo me dio, hace muchos años, la mejor lección sobre esto. Era 1996, yo había conectado por primera vez Internet en mi casa y lo llamé para mostrarle todo lo que podía hacer en la Web. Recuerdo que él miró el monitor, luego me miró a mí, respiró y dijo: "Está bien, pero un tonto con Internet sigue siendo un tonto". No me animé a preguntarle si lo había dicho por mí.

Las apps son un medio lleno de potencialidades, pero que, como toda tecnología, necesita una estrategia sólida. O como diría mi abuelo: un mal mensaje va a seguir siendo malo por más que esté en una app.

Alejandro Formanchuk es directorde Formanchuk & Asociadosy presidente de la Federación Iberoamericana de Comunicación Interna

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.