Las ventas de PC siguen en baja, pero a un ritmo menor