Los chips revolucionan la industria de la iluminación y el consumo de luz