Los remates se quedan con el oro de la Web

(0)
23 de octubre de 2000  

En medio del ya trillado colapso financiero de las puntocom, todavía hay un negocio orientado al público que florece. Se trata de las subastas on line, que facturó 650 millones de dólares en 1998 y para fines de 2000 las proyecciones indican que llegará a los 6500 millones. Según los analistas de la consultora eMarketer´s en su último B2C Report , los sites de subastas registrarán para el 2004 ingresos globales por más de 16.300 millones de dólares.

En América latina, un reporte reciente del Boston Consulting Group y Visa asegura que la actividad de los sites de subastas está creciendo a un ritmo muy superior al esperado. El informe asegura que la venta minorista on line a través de remates obtendrá ingresos superiores a los US$ 190 millones este año, seguido por el rubro hardware y software con US$ 72 millones. Recordemos que las subastas habían facturado apenas 12 millones el año último en la región.

Los motivos que retrasan el crecimiento de las demás áreas, según la fuente, es el miedo al fraude con las tarjetas y la pobre estructura de logística para la entrega del producto. Las subastas representan un tercio de la recaudación total de e-commerce. La cifra total fue de US$ 109 millones en 1999 y se prevén ingresos por US$ 508 millones este año.

Los argentinos DeRemate, Mercado Libre y el brasileño Lokau lideran el ranking regional.

En los Estados Unidos, durante el primer trimestre de este año las subastas fueron el tercer sector que más dinero movió en la Web. En este segmento funcionan en la actualidad más de mil sitios orientados al consumo minorista. De acuerdo con la consultora Odyssey, el pionero eBay sigue siendo el rey indiscutido y fue frecuentado por el 76% de los compradores on line en los últimos seis meses. Las subastas parecen haberse instalado como una de las actividades más populares dentro de las propuestas que circulan por la Red y significan en la actualidad cerca del 18% del total de las ventas de e-commerce B2C. Paradójicamente, se prevé que este porcentaje de hoy, lejos de aumentar, descenderá al 13% en 2004.

La consultora especializada Harris Interactive registró que el total de compradores online superó los 30 millones de personas en el segundo trimestre de este año, cifra que significa un salto del 56% sobre la correspondiente al tercer trimestre del año último. Entre el cuarto trimestre de 1999 y el segundo trimestre de 2000, Harris Interactive monitoreó 12 categorías de comercio minorista en la Red. En 10 de las 12 categorías, el monto de dinero recaudado en línea había decrecido.

Quienes registraron la mayor caída en su recaudación fueron los sites de gimnasia y de venta de indumentaria deportiva. Por cada dos dólares y medio que recaudaban en 1999, ahora recaudan poco más de un dólar. La oferta de venta de ropa y electrónicos sufrió en conjunto una merma considerable en su recaudación.

En la observación del retroceso en las pautas de consumo en línea, tanto los números de Harris Interactive como los de eMarketer´s coinciden con pequeñas variantes. De todas maneras, a pesar de lo poco auspicioso del panorama, ambos piensan que el consumo minorista va a aumentar hasta alcanzar al 43% de los usuarios de Internet antes de que termine el 2003.

También alertan contra una saturación de las redes que podría causar un efecto contrario al deseado, algo así como una retroalimentación negativa para el e-commerce.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.