Los videojuegos y el arte se dan cita en Buenos Aires