Microsoft vendió 3,9 millones de Xbox One