Nokia y Samsung renuevan su oferta, Jolla llega finalmente a las tiendas

Los colores del Nokia Lumia 525
Los colores del Nokia Lumia 525
Mientras Nokia renovó su smartphone económico con el Lumia 525, y Samsung hizo lo propio con el Galaxy Grand 2, el teléfono de Jolla salió a la venta en Finlandia
Ricardo Sametband
(0)
1 de diciembre de 2013  • 09:19

Tres nuevos smartphones llegaron al mercado por estos días.

Hoy Nokia renovó, sin hacer demasiado comentario al respecto, su smartphone económico. El Lumia 520 ahora tiene una nueva versión, la 525 . ¿Merece destacarse, si es el más modesto de los Lumia? Sí, porque también es el más popular; que los modelos más baratos son los que más se venden no sorprende -eso mismo sucede con otros fabricantes- pero en el caso de Nokia es clave, porque es barato pero -para su precio- de muy buen rendimiento, algo que está atacando Motorola con su Moto G, y el Lumia 520 fue uno de sus caballitos de batalla para expandir Windows Phone 8.

Como fuere, el Lumia 525 mantiene la pantalla táctil IPS de 4 pulgadas y resolución 800 x 480 pixeles, chip de doble núcleo a 1 GHz, y 1 GB de RAM ( el doble que el modelo que se vende en nuestro país ), además de 8 GB de memoria interna más una ranura para tarjetas microSD, cámara de 5 megapixeles y batería de 1430 mAh, además de 3G, Wi-Fi, GPS, Bluetooth 4 y radio FM. Todavía no se conoce el precio ni cuándo comenzará a venderse en el mundo.

Samsung, por su parte, presentó la segunda versión del Galaxy Grand. El equipo se destaca por su pantalla de 5,25 pulgadas, pero resolución 720p, 1,5 GB de RAM, chip de cuatro núcleos a 1,2 GHz, 8 GB de almacenamiento interno y ranura microSD y cámara de 8 megapixeles. El Samsung Galaxy Grand 2, además tiene Android 4.3, 3G, Wi-Fi, GPS, Bluetooth 4 y una batería de 2600 mAh. Como su antecesor (que se vende en la Argentina) o como el Nokia Lumia 1320, entre muchos otros, el Galaxy Grand 2 apuesta a ofrecer un smartphone con pantalla grande pero sin prestaciones tan sofisticadas, para ofrecer un precio más competitivo.

Como el Galaxy Note 3, el Galaxy Grand tiene una tapa de plástico que simula el cuero cosido
Como el Galaxy Note 3, el Galaxy Grand tiene una tapa de plástico que simula el cuero cosido

El tercero con chiche nuevo por estos días fue Jolla: la compañía formada por exempleados de Nokia finalmente puso a la venta hoy, en Helsinki, su primer celular. Tiene un precio de 400 euros, corre Sailfish (una distribución de Linux), usa los mapas de Nokia y puede usar aplicaciones de Android, como BlackBerry 10 (aunque con mayor eficiencia, ya que Sailfish y Android usan el mismo núcleo); lo abastecerá la tienda rusa Yandex.

La interfaz de usuario de Jolla está basada en gestos sobre las miniaturas en el uso del equipo con una sola mano
La interfaz de usuario de Jolla está basada en gestos sobre las miniaturas en el uso del equipo con una sola mano Fuente: AP

El primer smartphone de la compañía usa una pantalla IPS de 4,5 pulgadas (960 x 540 pixeles), 1 GB de RAM, un chip Qualcomm Snapdragon 400 de doble núcleo a 1,4 GHz, cámara de 8 megapixeles, 16 GB internos, batería de 2100 mAh y unas carcasas de colores que modifican el tono de todo el sistema operativo cuando se cambian, y que podrían incluir funciones nuevas (un teclado físico, por ejemplo, o una pantalla secundaria de tinta electrónica); el equipo está preparado para sumar esos periféricos a su espalda.

Jolla, como Firefox OS o la versión para móviles de Ubuntu ( que todavía no está lista ), apuesta a ofrecer una alternativa a los ecosistemas dominantes del mercado, y aunque tuvo un inicio relativamente auspicioso (agotó la primera tanda de equipos que ofreció en preventa, tiene clientes en más de 130 países) le resta un larguísimo camino hasta lograr una presencia sólida en el mercado. A la vez, en una industria que espera que este año se vendan mil millones de smartphones, debería ser posible encontrar un número suficiente de usuarios que estén buscando algo que se diferencie de lo tradicional.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.