Otro cambio fundamental en Internet: aumentarán los dominios disponibles