Norton 2000. Para capear el temporal