Pese a la recesión , la Xbox y la GameCube agotaron sus stocks

El boom de las consolas de juegos trae un poco de aire fresco a un medio repleto de malas noticias
(0)
3 de diciembre de 2001  

Cuando el tema predominante en el mercado tecnológico pasa por las proyecciones pesimistas para el año próximo, los despidos o el ajuste dentro de las empresas, el boom de las consolas de videojuegos abre una inesperada válvula de escape para el sector (ver nota de tapa de esta edición, página 6).

La pelea de fondo en este segmento se plantea entre un veterano, Nintendo, y un poderoso debutante, Microsoft. Sus marcas Xbox y GameCube lograron algo que parecía imposible: agotar las unidades en los Estados Unidos apenas una semana después del lanzamiento. El tercero de la batalla es otro producto estrella: la PlayStation 2 de Sony.

El recorte de gastos que implica el panorama recesivo no impidió que los consumidores se entusiasmaran con la nueva Xbox, de Microsoft, a pesar de que su costo (300 dólares) la coloca a un 50% por encima de la GameCube de Nintendo (200 dólares). Ambos precios son los que se registraron en su primer semana de ventas dentro del mercado minorista americano.

Lo cierto es que al día de hoy el 84% de los comerciantes asegura que ha agotado las existencias de la plataforma de Microsoft. Y en cuanto a Nintendo, el 57% de los comerciantes declaró que despachó todas las unidades de GameCube en tan sólo un día. Los datos surgen de una encuesta realizada por la empresa Goldman Sachs.

Si bien Microsoft aún no ha hecho públicas sus cifras de ventas, la compañía confirmó el lanzamiento de 300.000 unidades, más otro millón y medio para fin de año. En la misma sintonía, Nintendo anunció el lanzamiento de 700.000 unidades la semana última y cerca de un millón para fin de año. La compañía japonesa aseguró que el mismo día del lanzamiento había registrado 100 millones de dólares en ventas.

En vista del éxito comercial, Nintendo proyecta ahora establecer un fondo de unos 180 millones de dólares para productores de videojuegos. En este sentido, Hiroshi Yamauchi, presidente del fabricante de videojuegos japonés, proyecta establecer desde enero de 2002 este millonario fondo de inversión para incentivar firmas de diseño de juegos para mantener proveedores clave en medio de la intensa competencia introducida por la entrada de Microsoft en este mercado.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.