El Call of Duty: Ghosts facturó US$ 1000 millones en un día