El riesgo de los sitios web que envían información a terceros

Fuente: AFP
Un informe elaborado por el Laboratorio de Seguridad Informática de Stanford que más de la mitad de las empresas analizadas compartían información personal a consultoras y compañías como Google y Facebook
(0)
12 de octubre de 2011  • 13:33

Los consumidores son menos anónimos de lo que piensan cuando navegan por Internet, según un estudio que disparó nuevas peticiones para leyes "anti rastreo".

Más de la mitad de las 185 páginas web analizadas en el estudio compartían un nombre de usuario de los consumidores con otra página, descubrió el Laboratorio de Seguridad Informática de la Universidad de Stanford .

Google, Facebook, comScore y Quantcast estaban entre las grandes receptoras de nombres de usuario.

Al respecto, el presidente de la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos , Jon Leibowitz, dijo que el estudio ayudaría a la agencia a proteger la privacidad on line de los consumidores y mantener a raya lo que denominó "cyberazzi", asemejándolo a la recolección de información similar a los "paparazzi", conocidos por rastrear cada movimiento de los famosos.

"Una gran cantidad de cyberazzi invisibles, cookies y otros recolectores de información nos siguen cuando navegamos, informando de cada parada y acción que efectuamos a las empresas para que reúnan un perfil asombrosamente completo de nuestra conducta en la red", dijo Leibowitz en una reunión en el Club Nacional de Prensa .

En un informe preliminar el año pasado, la Comisión Federal de Comercio respaldó la creación de una opción "anti rastreo" en Internet que limite la capacidad de los anunciantes de reunir información sobre los consumidores.

Leibowitz indicó que había imaginado un sistema de fácil manejo para los consumidores "y uno que todas las compañías que hagan uso de 'ciberazzi' tienen que respetar".

El comienzo: un simple nombre de usuario

El autor del estudio , Jonathan Mayer, afirmó que la filtración de información es un asunto recurrente dado que el 61 por ciento de páginas web con las que interactuó fue con un nombre de usuario filtrado.

"Muchas veces los desarrolladores no piensan en la privacidad, y es un hecho que esa información va a acabar filtrándose a terceras partes. Creo que tenemos que reconocer que esa es la manera en que funciona la red", reflexionó Mayer, estudiante de Stanford.

El estudio descubrió que registrarse en la página de la NBC derivaba la dirección de correo electrónico del usuario a otras siete compañías, mientras que ver los anuncios locales en la página de Home Depot enviaba el nombre de usuario y la dirección de correo a 13 compañías.

"Si puedes conseguir un anti rastreo podrás infundir en los consumidores el tipo de sensación de control que cimenta la fe en Internet", afirmó John Simpson, director del proyecto de privacidad para la ONG Consumer Watchdog.

Por su parte, Leibowitz alabó a Microsoft, Mozilla y Apple por incorporar funciones que impiden este tipo de rastreo en sus navegadores web, y dijo que esperaba que Google también lo hiciera pronto.

Añadió que la Comisión Federal de Comercio (FTC por su sigla en inglés) no tenía intención de poner fin a los anuncios dirigidos, pero abogaba por dar a los consumidores posibilidades modernas y efectivas sobre la recolección y utilización de sus datos.

"Creo que podemos mantener el ciberazzi centrado en los sujetos voluntarios y al mismo tiempo asegurar el derecho de todos los ciudadanos a elegir la cara pública que presentan al mundo", sostuvo.

Agencia Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.