Probamos Olli, la combi eléctrica, autónoma e inteligente