Proteus: así es el material que se inspira en la cáscara del pomelo y que no se puede cortar con sierra