Reconstruyen el 20 de diciembre en 3D

Un grupo de expertos colabora con la investigación usando computadoras
Ricardo Sametband
(0)
26 de mayo de 2003  

El 20 de diciembre de 2001, Gustavo Benedetto caminaba por el microcentro. La ciudad era un caos: el día anterior se habían generalizado los saqueos, las manifestaciones y los cacerolazos.

A las 16.30, varios manifestantes rompieron a pedradas el frente del Banco HSBC, en la esquina de Chacabuco y Avenida de Mayo.

Desde el interior partió una andanada de balas. Presuntamente, una de ellas le pegó en la cabeza a Benedetto, que murió a metros de allí.

Los disparos fueron registrados por las cámaras de seguridad del banco. También fueron testigos los manifestantes en la esquina.

Benedetto no fue el único: durante el miércoles 19 y el jueves 20 al menos 27 personas perdieron la vida en todo el país, y varios centenares resultaron heridos.

Al día siguiente, la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal No. 5 de la ciudad de Buenos Aires abrió un expediente para investigar y esclarecer los sucesos.

En febrero de 2002 la Legislatura de la Ciudad se ofreció a colaborar con la Justicia, y el 7 de marzo formó la Comisión Verdad 20 de Diciembre ( www.20diciembre.org.ar ) integrada por legisladores, organizaciones de derechos humanos, damnificados y abogados. En octubre último se firmó un acuerdo con la Universidad Maimónides para generar una reconstrucción digital pormenorizada de los hechos (algo que, con ese nivel de detalle, nunca se había realizado en el país) y ayudar a determinar la procedencia de la bala que mató a Benedetto.

"Estaba mirando el video que registraron las cámaras del banco, y me pregunté si no había una manera de usar todo eso para generar una versión virtual -recuerda Sergio Sorín, miembro de la Comisión-, de volcar cada detalle (la posición de cada persona, las puertas, un vidrio, un macetero) en una maqueta en 3D. Ya conocía a Daniel Wolkowicz, que es el coordinador académico de la Escuela de Comunicación Multimedial de la Universidad. Lo hablamos, exploramos los posibles acercamientos al tema y, con el aval de la Legislatura, nos pusimos a trabajar."

"La idea es llevar a la computadora las declaraciones de cada uno de los testigos -explica Alejandra Marinaro, directora de la Escuela-. Queremos que el jurado tenga la posibilidad de apreciar en tiempo real cómo ocurrieron los hechos con el mayor grado de precisión posible."

La maqueta virtual se genera de la misma manera en que se construyen los planos de una casa en un estudio de arquitectura: lo primero que se hace es medir el lugar físico.

Durante el 23 de diciembre último, la Universidad estuvo autorizada a acompañar a la jueza Servini de Cubría (en su juzgado está radicada la causa abierta por la Fiscalía) y a los testigos durante la reconstrucción oficial de los sucesos.

Registraron en audio y video los testimonios, la posición en la que los testigos dijeron estar, etcétera. También fotografiaron las fachadas de los edificios, los midieron y tomaron nota del tipo de vidrio usado en las ventanas. Luego pasaron todo eso a la computadora: usando programas de diseño en 3 dimensiones como el AutoCAD , SoftImage o 3DStudioMax generaron planos de la esquina, los edificios circundantes al banco, los pisos específicos en los que estaban ubicados los testigos, la posición de los transeúntes, el cordón de la vereda, un semáforo, etcétera.

Cada línea -la ubicación de las paredes, las ventanas, las puertas, y demás - se traza en la PC, generando una estructura en 3 dimensiones (como si se hiciera una casa sin paredes, armando sólo un esqueleto con las vigas). Luego se definen las paredes, pisos, techos y ventanas. Para aumentar el realismo, se pegan fotos de las superficies originales. Se calcula la iluminación (una tarde de principios de verano), cuánta luz dejan pasar las ventanas, las sombras, etcétera.

"Es un trabajo muy minucioso -aclara Marinaro-. Y está supervisado por abogados, escribanos y expertos en criminalística. Nuestra versión de cómo se fueron dando las cosas sigue lo que dicen los testigos, las grabaciones de video de las cámaras de seguridad del banco y los documentos aportados por los canales de televisión."

"Como trabajan con elementos tangibles, como un edificio, un árbol o una puerta, es una versión exacta. Usan planos, imágenes y mediciones propias", dice Sorín.

Con la maqueta virtual con el grado suficiente de verosimilitud (por ejemplo, para componer los frentes de los edificios se usaron fotos actuales y de la época, porque algunos fueron refaccionados) hay que pasar a las personas: ubicarlas en su lugar y animarlas. Luego, sincronizar el movimiento de todas ellas, las trayectorias de las balas, etcétera.

"Animamos, volvemos a los videos para confirmar que las cosas se hayan dado como las vemos en la PC y corregimos lo que hace falta: cada vez tenemos una versión más precisa de lo que pasó", afirma Marinaro.

En el proyecto colaboran profesores, pasantes y alumnos de la Universidad, pasantes de la Universidad de Buenos Aires y expertos de todo tipo. "En un momento dado podemos ser 3 personas trabajando, o 20 -dice Marinaro-. Depende de qué se necesite hacer. Además, cada uno trabaja cuando puede, porque todo esto lo hacemos ad honórem."

Una vez que está todo listo, la maqueta se asemeja a una película de animación digital (como Shrek o Final Fantasy ). "Pero es mucho más poderosa -advierte Marinaro-. En una película, me tengo que atener a la posición de la cámara que fijó el director. Acá no. Puedo rotarla 180 grados, ver todo desde arriba, hacer de cuenta que no hay paredes. O desde la posición de un testigo que mira por una ventana, calcular cómo se veía todo si estaba medio cerrada. O cómo se hubiera desarrollado la acción si tal persona no hubiera estado allí, o se hubiera movido diferente."

No hay imágenes del momento en que murió Gustavo Benedetto, pero con el escenario virtual es posible simular su recorrido. "Y definir qué probabilidad hubo de que fuera una de las 60 balas que se dispararon desde el interior del banco la que lo mató -explica Sorín-. Por la posición de cada policía y guardia de seguridad, la ubicación de las ventanas, paredes y demás, podemos discriminar quién estaba en ángulo de tiro o no. Las imágenes que se difundieron por TV ya muestran que los policías faltaron a su deber disparando contra la gente; pero queremos repartir culpas en forma correcta."

En un mes calculan que tendrán en la Universidad una primera versión terminada, con las partes ensambladas y sincronizadas. Desde entonces y hasta el juicio oral -dentro de 4 meses- se irán ajustando los detalles, para que la simulación pueda ser presentada como pericia ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nro. 1, a cargo de la jueza Servini de Cubría (por cuestiones legales, la simulación no puede hacerse pública hasta entonces).

"Demuestra la potencia que tiene esta tecnología. Uno habla de la animación 3D y piensa siempre en cosas lúdicas, en juegos para la PC y películas tipo Matrix , pero el diseño 3D se puede usar para cosas que no tengan que ver con lo artístico, más cercanas a la tierra. Generar una reconstrucción como lo que pasó el 20 de diciembre es un desafío -admite Marinaro-, porque es muchísimo trabajo y es una responsabilidad enorme. Pero lo hacemos porque tenemos interés en ayudar, y para demostrar que la tecnología puede servir para que la verdad se conozca."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.