Lenovo presentó en el país el Moto X Style, y lo estuvimos probando

El Moto X Style tiene una pantalla de 5,7 pulgadas, 3 GB de RAM y un chip de 8 núcleos
El Moto X Style tiene una pantalla de 5,7 pulgadas, 3 GB de RAM y un chip de 8 núcleos
Tiene una pantalla de 5,7 pulgadas y recupera el diseño con la carcasa de madera; suma una cámara de 21 megapixeles y una batería de carga rápida
Ricardo Sametband
(0)
29 de marzo de 2016  • 13:00

Lenovo presenta hoy en la Argentina el Moto X Style. Es el smartphone de la línea Moto con la pantalla más grande hasta ahora: 5,7 pulgadas, lo que lo pone en competencia con equipos del porte del Galaxy Note (o el Galaxy S6 Edge Plus) o el Huawei Mate 7, entre otros modelos que se venden en el país. Y es, también, el sucesor del Moto X, que según la compañía fue el smartphone de alta gama más popular del país.

El equipo estará disponible en los próximos días a un precio que rondará los 15.000 pesos (con un abono cercano a los $ 400), pero variará dependiendo de la operadora y el plan mensual elegido. Para tener una referencia, el Samsung Galaxy S6 Edge Plus tiene un precio de 19.000 pesos en Claro (con un abono de $ 340 pesos) y de 15.000 en Personal (con un abono más caro, de $ 690, pero con un Gear S2 incluido en el precio). Y el Moto X Play, algo así como el hermano de este Moto X Style ( los presentaron el mismo día, en julio último), tiene un precio de entre 10.000 y 15.000 pesos, según el abono y la operadora elegida ( lo estuvimos probando también). La alternativa es el LG G4, con un hardware casi idéntico, aunque la pantalla es más pequeña (5,5 pulgadas), pero un precio menor (unos 10.000 pesos, dependiendo del abono y la operadora)

Resumen para apurados

Es lo mejor que tiene la línea Moto, y una alternativa más que interesante para quienes busquen un teléfono de pantalla grande, sobre todo por la relación entre el precio y las prestaciones: tiene un buen procesador, una muy buena pantalla y una gran cámara; hay equipos que son mejores en varios aspectos, como el Samsung Galaxy S6 Edge Plus, pero son más caros. La carga rápida de la batería y el Android (ya en Marshmallow) son dos puntos a favor. La ausencia de un sensor biométrico, algo negativo.

Qué tiene

El Moto X Style es el más grande de la línea Moto, con una pantalla IPS de 5,7 pulgadas y resolución QHD (2560 x 1440 pixeles, 520 ppp), 3 GB de RAM, 32 GB de almacenamiento interno (24 GB disponibles para el usuario; se puede ampliar con una tarjeta microSD), cámara principal de 21 megapixeles con apertura f/2.0, doble flash, enfoque por detección de fases (PDAF) y grabación de video en 4K; una cámara frontal de 5 megapixeles con flash propio; una batería fija de 3000 mAh compatible con el sistema de carga rápida; 4G bibanda, Wi-Fi, GPS, Bluetooth 4.1; tratamiento para hacerlo resistente a salpicaduras (certificación IP52). Viene con Android 6.0 (Marshmallow).

El diseño

En términos de diseño, el Moto X Style combina lo mejor del segundo Moto X y el más reciente Moto X Play. Estará disponible en blanco con el dorso de madera (en otros países ofrece más opciones); tiene un diseño similar al Moto X original, con dos barras metálicas donde van los parlantes estéreo, que sobresalen respecto del vidrio de la pantalla y sirven para protegerlo cuando el equipo está boca abajo, porque no entra en contacto con la superficie. En la versión con el frente blanco se ven también los sensores infrarrojos que permiten activar la pantalla con un movimiento de la mano en el aire. En la parte superior está la cámara frontal y a su lado el flash, que sirve tanto para iluminar un rostro en una autofoto como para grabar un video.

El dorso del teléfono tiene el clásico logo de Moto en un círculo cóncavo, el flash de dos todos y la cámara, un diseño que comparte con el Moto X Play (salvo por el formato del flash, alargado aquí, redondo en el Play).

La cámara de 21 megapixeles, apertura f/2.0 y foco por detección de fases, junto al flash de doble tono
La cámara de 21 megapixeles, apertura f/2.0 y foco por detección de fases, junto al flash de doble tono Fuente: LA NACION

La parte trasera del teléfono es levemente curva, lo que ayuda a separar la cámara de la superficie donde se apoye el teléfono (para que no se raye o ensucie) y también para vaya más cómodo en la mano, aunque no hay cómo evitarlo: es un teléfono grande y algo pesado, y usarlo puede resultar problemático para alguien con manos chicas; también puede ser molesto para usar en el bolsillo frontal de un pantalón. Y es relativamente grueso: 153,9 x 76,2 x 11,1 mm (aunque en las puntas se afina a menos de 7 mm), contra un Samsung Galaxy S6 Edge Plus de 154,4 x 75,8 x 6,9 mm (y una batería de la misma capacidad).

Lenovo incluye también, en la versión local, un protector de plástico transparente para proteger el borde del teléfono.

El Moto X Style se vende en el país con un protector transparente para el borde del teléfono
El Moto X Style se vende en el país con un protector transparente para el borde del teléfono Fuente: LA NACION

La pantalla y la cámara

La pantalla QHD y la cámara de 21 megapixeles son las mejores que ha llevado un teléfono Moto a la fecha. La pantalla es excelente; con mejor brillo que, por ejemplo, un LG G4, también con un panel IPS de esa resolución. ¿Se nota el QHD? No tanto: es decir, es imposible para el ojo humano diferenciar un pixel del otro, algo que ya sucede con una pantalla Full HD. Pero aún así la calidad de las imágenes es de primera línea, tanto en la definición como en los colores; el alto brillo le permite, además, muy buena visibilidad a la luz del sol.

La cámara es la mejor que tiene Moto (y la misma del Moto X Play), y una muy buena alternativa en el mercado, tanto para las imágenes como para la grabación de video (en 4K, si lo desea el usuario), aunque Samsung, Apple, LG y Sony ofrecen opciones un poco mejores, sobre todo en fotos con muy poca luz (pero más caras). En todos los casos, no obstante, ya estamos hablando de un nivel de calidad en donde las diferencias comienzan a ser cada vez más sutiles. Para la gran mayoría de los usuarios resultará una excelente opción. Ayuda el autofoco por detección de fases, aunque no termina de ser tan rápida en la carga y fotografía como sus competidores. El gesto de activación de la cámara (una doble torsión de la muñeca) funciona bien.

El punto a favor, para algunos usuarios, estará en la cámara frontal con flash, ideal para que los rostros en una autofoto en un lugar oscuro se vean bien (aunque, como en cualquier foto con flash, esto hará que el fondo quede todavía más oscuro y separado de las caras). También sirve como luz de relleno para videos.

La batería y el cargador

El Moto X Style tiene una batería fija de 3000 mAh. Muy generosa, y permite usar el teléfono todo el día sin preocuparse por la autonomía, y dejando todo (el 4G, el Wi-Fi, el brillo de la pantalla) en automático. Su hermano, el Moto X Play, tiene mejor autonomía, lo mismo que el Galaxy S6 Edge Plus. Pero aún así debería ser más que suficiente para una jornada activa de uso. La buena noticia es que además el teléfono admite un modo de carga rápida. Requiere de un cargador especial, pero al igual que con el Moto X Style, Lenovo lo incluye en la caja. Según Lenovo permite recuperar unas 8 horas de uso con 15 minutos de carga. Esto es relativo, por supuesto: depende de cómo se use, y de qué tan vacía esté la batería cuando se enchufa este cargador. La alimenta más rápido cuanto más agotada está; después del 80% la carga es como con un cargador convencional.

Lo importante: el teléfono se alimenta con un cargador convencional también, y el cargador del Moto X Style sirve para cualquier teléfono con microUSB (lo cargará al ritmo adecuado).

El rendimiento del teléfono

El equipo tiene 3 GB de RAM y un chip Qualcomm Snapdragon 808 de seis núcleos, la misma combinación que el LG G4. Anda muy bien, por más que ya no sea, en 2016, la mejor combinación disponible (hoy hay equipos con 4 GB de RAM y procesadores más veloces); difícilmente alguien vaya a encontrarse con problemas de rendimiento en este equipo, o en otro de hardware similar.

Ayuda, además, el uso de Android 6.0, que implementa varias herramientas para mejorar la eficiencia del sistema operativo, y que Lenovo mantenga para la línea Moto la misma filosofía respecto de Android: modificarlo lo menos posible.

No tuvo inconvenientes en la calidad de las llamadas ni en la conectividad.

Uno de los parlantes estéreo frontales, y los sensores de movimiento (en las esquinas del equipo)
Uno de los parlantes estéreo frontales, y los sensores de movimiento (en las esquinas del equipo) Fuente: LA NACION

Además de la activación de la cámara y de la linterna sacudiendo el teléfono, el equipo incorpora las tres mismas funciones del último Moto X: una, las notificaciones con la pantalla bloqueada. Son son mejores que el ActiveDisplay del Galaxy S7 o el LG G5, porque permiten una previsualización (de un mensaje, por ejemplo) y son compatibles con todas las notificaciones del teléfono. Dos, activar la pantalla -para ver la hora- acercando la mano, o mantenerla activa -sin apagarla- si se la está mirando, como tienen los últimos Galaxy. Tres, los comandos de voz, con la posibilidad de activarlos sin tocar el teléfono, y eligiendo una frase propia como disparador.

Con el Moto X Style (que en EE.UU. se conoce como Moto X Pure, pero es el mismo dispositivo), Lenovo acierta, para el mercado local, en su balance de precio y rendimiento, y es una muy buena alternativa para quienes buscan un teléfono con Android y pantalla de gran tamaño.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.