Samsung Electronics y LG Display esperan un año díficil