Silicon Valley se convierte en un destino turístico para fans de la tecnología