Tiempo de balance y cuenta nueva

Al cierre de su ejercicio fiscal de 1999, los gigantes Compaq e IBM reportaron pérdidas. En cambio, Apple avanzó posiciones en el mercado.
Al cierre de su ejercicio fiscal de 1999, los gigantes Compaq e IBM reportaron pérdidas. En cambio, Apple avanzó posiciones en el mercado.
(0)
31 de enero de 2000  

Las compañías todavía se miden por los resultados. Aunque la invasión de las punto com (empresas que sólo existen en Internet) parezca haber cambiado los criterios de la economía tradicional, los números siguen marcando el pulso de la industria, y éstos son los últimos reportes de los principales jugadores dados a conocer la semana última.

Compaq Computer, por ejemplo, reportó una caída en sus ganancias del 56%, con US$ 332 millones durante el cuarto trimestre en comparación con las ganancias de US$ 758 millones en el mismo período del año anterior. Los últimos resultados incluyen una ganancia de US$ 50 millones, producto de la venta de acciones.

El nuevo CEO, Michael Capellas, indicó que estos resultados reflejan seis meses de duros recortes de costos. Hay que recordar que la compañía eliminó recientemente unos 1900 puestos de trabajo para reducir costos y planea recortar 1600 puestos adicionales este trimestre. Como es sabido, Compaq continúa luchando duramente en el mercado corporativo de PC, luego de haber quedado ubicado detrás de su rival Dell Computer en los Estados Unidos a fines de 1999.

En cuanto a IBM, su facturación del cuarto trimestre fue de US$ 24.180 millones, frente a los 25.130 millones del mismo período del año último. Las ganancias alcanzaron los US$ 2080 millones, en comparación con los 2340 millones reportados un año atrás. Esto significa una caída del 11% en sus ingresos netos y una baja del 4% en los ingresos del cuarto trimestre.

El factor principal, aseguran, fue la caída del 11% en las ventas de hardware, mientras que los servicios globales registraron un avance de apenas un 2%. Ya en octubre, IBM había advertido que sus grandes clientes corporativos estaban reduciendo sus compras de productos y servicios para concentrarse en resolver el Y2K.

Sin embargo, la Big Blue reportó mejoras en sus ventas de hardware en el primer semestre de 1999. Estas crecieron un 17% en el trimestre de abril y un 22% en el de julio. IBM había abierto el paraguas en octubre cuando advirtió que el efecto 2000 reduciría sus resultados en el cuatro trimestre de 1999 e incluso aseguró que este efecto seguiría golpeando su balance durante este año. Esta declaración redujo US$ 37.000 millones de la capitalización de mercado de IBM apenas un día después del anuncio.

Uno de los pocos que festeja es Steve Jobs. El CEO de Apple tiene sus razones: la compañía de la manzana superó las expectativas de ganancias para su primer trimestre del año. Al cierre del primer balance fiscal, del período que terminó el 1º de enero, reportó ganancias de US$ 183 millones, un 20% más en relación con los US$ 152 millones del año anterior. Su facturación creció un 37%, pues pasó de US$ 1710 a 2340 millones.

Los motores fueron las ventas de las cuatro principales líneas de computadoras de la compañía que mediante un agresiva campaña de ubicación en el mercado lograron remontar la caída del fabricante. Así, la participación de Apple en el mercado mundial alcanzará un 4% en el cuarto trimestre, en comparación con el 2,5% en el período que terminó en septiembre, según las estimaciones provistas de Dataquest.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.