Tres claves para un futuro a todo celular

(0)
26 de septiembre de 2005  

Cuando se habla del dispositivo electrónico más popular del siglo XXI, las cifras se disparan fuera de control. El número de suscriptores de telefonía móvil en todo el mundo acaba de sobrepasar la barrera de los dos mil millones de usuarios según una estimación dada a conocer por la consultora Ovum y la GSM Association. En América latina hay unos 190 millones de usuarios, cifra que registró un crecimiento continuo del 10% anual durante los últimos cuatro años. En nuestro país hoy se habla de casi 18 millones de líneas activas.

1. La tarjeta ganadora

Un 70% a 80% de los usuarios, dependiendo de cada país, usa celular con tarjeta prepaga en América latina. En la Argentina, específicamente, este número es algo superior al 80%, lo cual determinó -en términos del negocio- una baja importante de los ingresos promedio por usuario para los operadores. Según Wireless Intelligence, esta modalidad de venta del servicio fue la que impulsó el crecimiento vertiginoso que se dio en mercados como el nuestro, así como en China, la India, Africa y Europa del Este.

2. Más allá de la voz

Mensajes de texto, descarga de ringtones, concursos por SMS, cámaras de fotos y de video, reproductores de música, juegos interactivos, servicio de e-mail, navegación por Internet, contenidos de todo tipo comienzan a dominar la oferta de la telefonía móvil más allá de la voz. Un informe realizado por Carrier y Asociados, dice que esta posibilidad ha generado que el grueso de los usuarios locales muestren una receptividad general mayor a nuevos servicios. Con el advenimiento de la banda ancha inalámbrica, se podrá incorporar incluso una cómoda recepción de señales de televisión en los celulares de última generación.

3. El plástico inalámbrico

Todas las previsiones indican que en un futuro no muy lejano los celulares se transformarán en monederos electrónicos, permitiéndonos concretar transacciones tal como hoy lo hacemos con nuestra tarjeta de crédito.

En Japón esto ya es una realidad a través de la telefónica NTT DoCoMo, cuyos terminales también pueden utilizarse como control remoto.

El futuro

Según prevé la empresa finlandesa Nokia, actualmente el mayor fabricante de celulares del mundo, para el 2010 la mitad de los seres humanos poseerá un teléfono móvil. Esto implica que una de cada dos personas podrá consumir música, enviar mensajes de texto, hacer sus pagos con su número como si se tratara de una tarjeta de crédito o asistir a shows de cine y televisión por medio de dispositivos futuristas -como extensores de pantallas- que ya existen y están siendo testeados por los laboratorios de Estados Unidos, Japón y Europa. ¿El techo? Todavía no se ve.

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.