Tu universo multimedia, en un solo lugar

Cada vez son más los dispositivos que nos permiten disfrutar de los MP3, las películas y las fotos en un televisor sin recurrir a una computadora. Qué se necesita para compartir esos archivos entre las PC, los celulares y los reproductores portátiles
Ricardo Sametband
(0)
26 de junio de 2009  

Cuando se piensa en el entretenimiento electrónico en el hogar se habla, básicamente, de juegos, películas, música y fotos. Históricamente, cada uno de estos medios requirió un dispositivo: un televisor, un reproductor de audio, una consola de videojuegos, un álbum de fotos o un portarretratos digital. Pero los avances de la tecnología, y la digitalización de los formatos han permitido simplificar todo esto.

Hace unos años se pusieron de moda las computadoras como centro de medios, gracias a una versión de Windows que permitía esto (justamente, Windows XP Media Center). Hacía posible incluso grabar video en forma digital, y empleaban la TV para ver fotos y videos con una interfaz de usuario sencilla, pensada para manejarse con un control remoto.

En nuestro país, por ejemplo, HP vende la Touchsmart IQ510la ($ 7999), con una pantalla sensible al tacto de 22" y sintonizadora de TV; así puede funcionar como un televisor y grabar los programas, además de las tareas normales de una PC.

Aunque su éxito ha sido relativo, estas computadoras multimedia demostraron cómo concentrar varias funciones en un único dispositivo, tenerlo en el living y que no sea molesto. Y la evolución de la electrónica ha permitido crear equipos de todos los calibres.

Por ejemplo, hoy casi cualquier equipo de música lee MP3 o WMA; y muchos suman un puerto USB para conectar una llave de memoria. El Sony DSK-GTX999 ($ 3999) incorpora un disco rígido de 80 GB para almacenar música. Y si el equipo ofrece Bluetooth estéreo, será posible escuchar el audio almacenado en un celular sin depender de ningún cable.

También existen los transmisores FM: se conectan a la salida de audio del reproductor de MP3 y transmiten la música en la frecuencia de FM que el usuario elija, y que éste podrá sintonizar en cualquier radio. Así lo hace el Belkin Tune Cast 2 ($ 269). Varios celulares ya incorporan el transmisor FM bajo su carcasa, como el Nokia N79. Tienen, en general, un alcance que ronda los diez metros.

Una alternativa más sofisticada la ofrece Logitech con su Squeezebox. Se trata de un sintonizador que usa la red hogareña (vía Wi-Fi o cable Ethernet) para acceder al audio almacenado en la computadora y reproducirlo en cualquier equipo de música. La versión que incluye el control remoto (con pantalla incorporada para ver la lista de reproducción y el arte del álbum) y el receptor, conocida como Duet, tiene un precio local de 2479 pesos.

Las consolas de videojuegos PlayStation 3 ($ 3599) y Xbox 360 también reproducen música, fotos y videos almacenados en sus discos, en una llave USB u otra PC de la red hogareña. La PlayStation 3, además, lee discos Blu-ray. La versión más económica tiene un precio local de 3599 pesos.

Casi todos los reproductores de DVD nuevos leen música en MP3 o WMA, películas en DivX y otros formatos basados en MPEG4, incluso con subtítulos, y fotos grabadas en CDs y DVDs. En general, permiten iniciar la muestra de fotos con una canción sonando de fondo, o reproducir música en base a una lista de reproducción. También hay televisores LCD con capacidad multimedia: el Scarlet de LG, por ejemplo ($ 3599 para el modelo de 32"), ofrece un puerto USB, para reproducir música en MP3 en sus altavoces o mostrar fotos en pantalla.

Los teléfonos móviles también son una opción. El Samsung Innov8, la mayoría de la serie N de Nokia o el Apple iPhone (además de varios iPod) tienen salida de TV: el enchufe de audio de 3,5 mm admite un cable especial que incluye tres conectores RCA (los clásicos amarillo, rojo y blanco) para el video y audio analógicos, que permiten mostrar en el televisor todo lo que se ve en la pantalla del móvil. Dependiendo del equipo el cable viene en la caja o se compra por separado. Muchas cámaras de fotos ofrecen un conector similar.

Si se tiene un televisor LCD con conexión digital HDMI (que admite video de alta definición y audio en un mismo cable) se puede optar por el Western Digital HD TV (100 dólares en Estados Unidos), un dispositivo que reproduce varios formatos de audio, fotos y video, incluso en alta definición. Tiene un menú sencillo que se maneja con su control remoto. Posee una salida HDMI y conectores RCA (para televisores de tubo) y dos puertos USB para conectar discos rígidos externos o llaves de memoria que contengan archivos multimedia. En nuestro país se vende el LaCie LaCinema Classic ($ 818,44), un equipo similar, pero que incorpora un disco rígido interno de 500 GB. También tiene control remoto y conectores USB, HDMI y RCA.

Iomega vende en la Argentina un disco rígido de red, el Home Media Network ($ 910), con un terabyte (mil gigabytes) de capacidad. Tiene un puerto Ethernet para conectar a la red hogareña y compartir sus contenidos con cualquier computadora corriendo Windows, Mac OS X o Linux, para acceder a ellos con el Windows Media Player ( www.microsoft.com/latam/windows/products/winfamily/mediaplayer/default.mspx ), Rhythmbox ( projects.gnome.org/rhythmbox/ ), etcétera.

Pero también es compatible con iTunes, de Apple ( www.apple.com/es/itunes/download/ ), lo que lo hace accesible al Apple TV, un dispositivo similar al de Western Digital, pero con acceso directo a la tienda de Apple y antena Wi-Fi incorporada. También tiene control remoto y salidas RCA y HDMI. En su versión de 40 GB tiene un precio local de $ 2799. El acceso a la tienda requiere una tarjeta de crédito de EE.UU. o una cuenta PayPal. Así, será posible acceder a los archivos almacenados en el disco remoto y aprovechar la red inalámbrica para pasarlos en el televisor o el equipo de música. Hay que tener en cuenta que para transmitir video sin saltos será necesario que la red Wi-Fi sea 802.11g. Y a propósito: Remote, una aplicación gratis de Apple, permite controlar iTunes o un Apple TV desde un iPhone.

El otro protocolo que admite el equipo de Iomega es UPnP (Universal Plug and Play, según sus siglas en inglés). Es un estándar que permite que dispositivos de toda índole compartan sus contenidos. Así, un reproductor multimedia puede acceder a los datos de ese disco y tomarlos como propios. En general, los dispositivos que usan esta tecnología están certificados por la Digital Living Network Alliance, por lo que este método también se conoce como DLNA.

Pueden reproducir fotos, música y videos almacenados en otro dispositivo compatible, y viceversa, ofrecer sus contenidos a la red hogareña: ya hay discos de red, televisores y portarretrados compatibles con este estándar, entre otros dispositivos. Al momento de adquirir un equipo con estas características hay que confirmar si actúa sólo como cliente (es decir, para reproducir audio o video almacenado en otro lado) o también como servidor, para compartir contenidos propios.

La Xbox 360 y PlayStation 3 dan soporte a este estándar. Varios smartphones de Nokia (sobre todo, de la serie N), Samsung (con su Innov8 y Omnia i900) y el Sony Ericsson C905, por ejemplo, son compatibles en forma nativa. Es decir, no requieren software extra para conectarse a otros dispositivos UPnP.

Para el iPhone existe la aplicación gratis PlugPlay ( www.plugplayer.com ), mientras que los usuarios de Windows Mobile puede apelar al freeware KinskyPda ( oss.linn.co.uk/trac/wiki/KinskyPda ), un cliente que también está diponible para Windows, Mac OS X y Linux ( oss.linn.co.uk/trac/wiki/Kinsky ).

La buena noticia es que es posible crear un servidor propio gratis en una computadora, por lo que no será necesario comprar un disco rígido extra para poner nuestros archivos multimedia en toda la red hogareña. El Windows Media Player 11, de Microsoft, incluye esta función, lo mismo que la aplicación gratis Asset ( www.dbpoweramp.com/asset-upnp-dlna.htm ), para compartir una carpeta de música y hacerla accesible, por ejemplo, para un celular.

La aplicacióon TVersity ( tversity.com , tiene una versión gratis y otra paga que agrega funciones), para Windows, permite compartir fotos, música y videos, e incluso hacer una transcodificación bajo demanda (es decir, cambiar el formato de un archivo para que sea compatible con el dispositivo de destino).

SimpleCenter ( www.simplecenter.com , tiene versiones gratis y pagas) también permite compartir archivos en una red hogareña, lo mismo que el software multiplataforma para descarga de torrents Vuze, apelando a un plug-in llamado Media Server ( www.vuze.com , para Windows, OS X y Linux).

Otra aplicación multiplataforma que ofrece UPnP, XBMC ( hxbmc.org ), va más allá: transforma cualquier computadora con Windows, Linux u OS X en un centro multimedia. También hay una versión que corre desde un CD o una llave USB. Ofrece una interfaz optimizada para ser usada con un control remoto, y permite reproducir música, películas y fotos en cualquier pantalla, además de acceder a Internet para mostrar el reporte meteorológico, entre otras funciones.

Un derivado de esta aplicación, Boxee ( www.boxee.tv , también gratis) suma el acceso a sitios Web de videos.

Freevo ( freevo.sourceforge.net, gratis, multiplataforma ) ofrece el mismo servicio, además de permitir grabar videos si se cuenta con una sintonizadora de TV en la computadora.

Para quienes busquen algo más sencillo está GeexBox ( www.geexbox.org ). También sirve para reproducir audio y video en una PC, y no es necesario instalar la aplicación: basta encender la computadora con el CD en la lectora, y el programa hace el resto, sin tocar los contenidos del disco rígido, aunque puede acceder a ellos, y eventualmente instalarse.

Al conectar a un televisor una PC corriendo una de estas aplicaciones se crea un centro multimedia ideal. Eso sí, habrá que encontrar la combinación correcta de un componente crucial: la salida de video. Para televisores de tubo será necesaria una salida de TV (TV-out, en la jerga informática), algo común entre las aceleradoras de video 3D y las notebooks de gama alta. Si se cuenta con un televisor LCD, se tendrá acceso a un conector VGA o HDMI, lo que simplifica llevar el audio y el video de la computadora a la pantalla y los parlantes sin perder calidad.

El mayor problema, sin embargo, está en el ruido implícito en la mayoría de las computadoras que general los ventiladores, algo molesto para tener en el living de casa como fondo de una película o para apreciar alguna sutileza musical. Una opción es destinar una notebook para esta tarea, por su labor silenciosa, o incluso una netbook, como la Dell Mini 10 ($ 2299), que tiene salida HDMI.

Otra, apelar a las nettops, nueva clase de computadora de escritorio que aprovecha las características limitadas, pero suficientes, de las netbooks (un chip Atom y un procesador gráfico integrado). Lo bueno de las nettops es que en general no usan ventiladores, porque generan poco calor. Entre estos equipos se destaca la Acer Aspire Revo, con chip gráfico de Nvidia y una carcasa diseñada para colgarse detrás de la pantalla. Todavía no tiene presencia oficial en el país.

En un ejemplo algo extremo, pero muy atractivo, está la Fit PC2 ( fit-pc2.com ), una nettop que ofrece un conector HDMI y reproduce video de alta definición. Su precio en Estados Unidos es de US$ 245, pero tiene una característica que la destaca: entra en la palma de una mano, por lo que puede esconderse detrás de cualquier televisor o equipo de música.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.