TV digital con sabor argentino

Las empresas nacionales Coradir y Novatech presentaron el primer conversor fabricado en el país. Costará 799 pesos
Guillermo Tomoyose
(0)
8 de enero de 2010  

La transición argentina hacia una TV digital comenzó en agosto último, cuando el país adoptó la norma ISDB-Tb, una modificación que realizó Brasil basada en el desarrollo que impulsa Japón. Esta tecnología permitirá que la señal de TV tenga una mejor calidad de audio y video; mayor oferta de canales; la posibilidad de ver programas en alta definición, o disponer en el futuro de banda ancha inalámbrica.

Para acceder a estos servicios se requiere un conversor. Esto alcanza a todos los equipos que no tengan un sintonizador para el sistema argentino de televisión digital terrestre (Satvd-T), como se denominó la norma en el nivel local.

Ante este panorama, las empresas argentinas Coradir y Novatech presentaron el primer decodificador de televisión digital fabricado en el país, denominado CDR 1000D, con objeto de impulsar esta tecnología por medio del Mundial de Sudáfrica 2010.

"Esta es la primera vez que nos involucramos en un proceso de ingeniería de un producto específico como los decodificadores de televisión digital", dijo Adrián Lamandía, presidente de Novatech, empresa responsable del montaje superficial de la placa principal del dispositivo, y bien conocida por sus memorias y pendrives.

"Este es un proceso de transición que demandó cuatro años en el caso de Brasil, y que en la Argentina estimamos será de dos años", expresó Luis Alberto Corapi, presidente de Coradir, empresa que fabrica monitores y otros equipos informáticos bajo la marca CDR Computers.

El conversor digital tendrá un precio de 799 pesos, con una garantía de 36 meses en todo el país. "Es más barato que el equipo que ofrece Toshiba en Brasil, que tiene un costo de 499 reales, unos 1100 pesos", añadió Corapi.

El decodificador usa una versión reducida de Linux y provee un entorno con aplicaciones interactivas denominado Ginga , desarrollado en forma conjunta por las universidades brasileñas de Paraíba y la Católica de Río de Janeiro. En la Argentina, la Universidad de La Plata desarrolló e implementó Ginga en los conversores de la televisión digital terrestre. Todos los demás componentes, como el gabinete metálico, los cables, las cajas de embalaje y manuales, involucran a fabricantes argentinos.

"Sólo el chipset, el componente distintivo del equipo, proviene de China. Ofrecerán esta pieza esencial y no conversores completos, ya que se busca incentivar la fabricación de tales equipos en la región", destaca Corapi. De esta forma, esperan abastecer tanto al mercado local como a Chile, Perú y Venezuela, que también adoptaron la norma ISDB-Tb.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.