Un cinturón con batería flexible sirve para cargar el celular

XOO Belt by Nifty
XOO Belt by Nifty
Un par de emprendedores desarrollaron una prenda de vestir de aspecto común que permite resolver el problema de la duración de la batería del teléfono inteligente
(0)
28 de noviembre de 2014  • 00:03

Había una época en la que la gente salía con una batería extra en el bolsillo para cambiársela a su teléfono a medida que se fuera agotando. Y es que poco a poco los usuarios fueron desarrollando diferentes estrategias para evitar que el celular se quedara sin batería. Si hace algunos años el ingenio agudizaba la capacidad de distinguir comercios con acceso a Wi-Fi (que tiene un menor impacto en la batería del teléfono que el 3G), hoy la astucia está puesta en descubrir enchufes para poder cargar el teléfono, aun que sea, por unos pocos minutos, o apelar a las baterías portátiles.

Ese mismo ingenio fue el que inspiró a Piers Ridyard y Steve Levy, dos emprendedores británicos fundadores de Nifty, para crear el primer cinturón con cargador de celulares incorporado. Así dicho, esta no es una idea híper original. Todos los días vemos salir diferentes accesorios o prendas de vestir que tienen esta capacidad. Sin embargo, el diferencial de XOO (léase Zoo), es que no sólo dice ser un cinturón, sino que tiene el aspecto de uno. Dicho de otro modo, no es un aparatoso dispositivo que aparte sirve para sostener los pantalones, sino que es un cinturón que entre otras cosas, puede cargar celulares.

La idea surgió, según explicaron al sitio TheNextWeb, cuando ambos se encontraban viajando por China y se encontraron con una batería flexible. Sin saber muy bien para qué, decidieron llevársela para probar diferentes ideas. Así es que dieron con el cinturón para cargar celulares.

El cinturón XOO cuenta con una capacidad de carga de 2100 mAh, 1300 de ellos se encuentran dispuestos a lo largo del cinturón, mientras que los 800 restantes están ubicados dentro de la hebilla que, según relatos de primera mano, es apenas más grande que la de un cinturón común. Esta disposición de la batería, en dos partes, responde a dos razones: por un lado, para poder mejorar la capacidad del dispositivo sólo cambiando la hebilla, que es removible. Por otro lado, si la batería dependiera de la extensión del cinturón, los usuarios de talla más ancha tendría más capacidad de carga que los que tienen una figura más delgada.

La carga del teléfono se realiza a través de un cable USB que se encuentra sutilmente ubicado al dorso de la hebilla y que tiene una extensión justa para alcanzar el bolsillo del pantalón del usuario.

Para solucionar el tema del diseño, cuestión nada menor en este tipo de tecnologías de vestir, los desarrolladores cerraron un acuerdo con la firma británica Casely-Hayford para que se encargue de que el cinturón luzca como un accesorio de moda y no simplemente como un gadget.

El XOO todavía se encuentra en modo de desarrollo y para lanzarlo al mercado, los fundadores de Nifty abrieron un proyecto en IndieGoGo, la plataforma de financiamiento colectivo, para recaudar fondos. A diez días de su comienzo, la campaña para buscar financiamiento está a punto conseguir el objetivo de 50 mil. ¿El precio? Por ahora varía según la contribución que se quiera hacer. Los primeros usuario consiguieron su ejemplar por sólo 100 dólares, ahora, la oferta más barata que se puede hacer es de 125 dólares.

XOO Belt by Nifty
XOO Belt by Nifty

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.