Un equipo de IBM desafía a los humanos y gana una competencia televisiva

Fuente: AFP
Denominada Watson, la supercomputadora de la compañía estadounidense superó a dos participantes en el programa de preguntas y respuestas Jeopardy
(0)
17 de febrero de 2011  • 16:44

Denominada Watson, la supercomputadora de la compañía estadounidense superó a dos participantes en el programa televisivo de preguntas y respuestas Jeopardy

Se llama Watson, y venció a dos inteligentes concursantes en la tercera ronda del concurso estadounidense de preguntas y respuestas Jeopardy. Más allá de lo curioso que resulta su nombre, no se trata de un competidor más.

Watson es la supercomputadora de IBM que fue desarrollada durante cuatro años -con la ayuda de ocho universidades- y posee un tamaño equivalente a varios refrigeradores, cuenta con miles de millones de bytes de memoria y 10 servidores IBM detrás de su esqueleto de metal. Cuando está encendida su poder es equivalente al de 2.800 computadoras avanzadas.

Sus oponentes, Ken Jennings y Brad Rutter, distinguidos por ser los mejores concursantes que han pasado por el programa, obtuvieron 24.000 y 21.600 dólares, respectivamente, mientras que Watson obtuvo 77.147 dólares.

El concurso fue grabado en enero pasado en el Laboratorio de Investigación Watson, ante una audiencia de ejecutivos de IBM y sus clientes.

Hombre vs. Máquina. En una fracción de segundo, Watson es capaz de digerir la pregunta e intentar hacerla coincidir con la gran cantidad de información que tiene a su disposición. Evalúa los hallazgos y emite un zumbido rápido o lento, que refleja su certeza de tener la respuesta correcta.

Watson también es capaz de notar los matices del lenguaje dependiendo del contexto: el "banco" en que la gente se sienta del "banco" en el que se guarda el dinero, por ejemplo.

Fuente: AP

Mientras los humanos dependían de sus reflejos para apretar el pulsador en cada turno, Watson respondía más rápido gracias a sus 13,64 terabytes de memoria y sus múltiples servidores.

Sin embargo, su mayor herramienta fue la capacidad de "bucear" en milésimas de segundo a través de más de las 200 millones de páginas de material que posee -provenientes de enciclopedias e Internet- para encontrar la respuesta a cada pregunta.

La victoria de Watson e IBM representa una nueva era en la computación donde las máquinas serán capaces cada vez más de aprender y entender lo que los humanos les solicitan. Jeopardy fue un gran reto para Watson debido al formato rápido del programa y a sus pistas llenas de significados sutiles y juegos de palabras.

La tecnología detrás de Watson tiene la habilidad de escanear y analizar información de más fuentes de las que puede consultar un humano en un periodo corto de tiempo, con lo que potencialmente podría ayudar a los doctores a diagnosticar pacientes más rápidamente.

"Podemos transformar la manera en la que los profesionales de la salud enfrentan sus labores todos los días al permitirles trabajar de una forma más inteligente y más eficiente", dijo el doctor John E Kelly III, vicepresidente ejecutivo y director de investigación de IBM.

Otras posibles aplicaciones para la tecnología de Watson incluyen el poder "navegar" y entender miles de datos legales y financieros.

Muchos comparan este reto con el que en 1997 hizo mundialmente famosa a la computadora "Deep Blue" de IBM , que entonces consiguió derrotar al campeón mundial de ajedrez, Gary Kasparov.

Pero aquel desafío se basaba en la lógica precisa y matemática del ajedrez, mientras que el de hoy traspasa un umbral nunca alcanzado por los expertos en robótica: el de hacer que una máquina asocie, deduzca e interprete dobles sentidos y juegos de palabras, como lo haría un humano.

La compañía asegura que se trata otro paso hacia el desarrollo de máquinas inteligentes capaces de entender y responder a los humanos, o con suerte, reemplazarlos.

Investigadores de IBM y otras empresas ya están elaborando usos futuros de las tecnologías involucradas en las operaciones de Watson, en áreas como la medicina y la ingeniería, entre otras.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.