Una torta en Instagram activó un algoritmo demasiado celoso