Windows 7 y XP mantienen su vigencia entre las computadoras personales