Atlántico Sur: los expedientes